12 jul. 2009

Windows


En la vida del pequeño J.L. han existido cuatro ventanas que han marcado su personalidad, como las patas de una mesa, sobre ellas se sustentan el verdadero significado de su maldad. Las cuatro ventanas pertenecen a la de su propia casa en Muermo real, la de su única tía, la de casa de su abuela, y la de su amigo R.R.

La primera de ellas, en la ventana Muermo Real, fue cuando juró y perjuró que había visto a Papa Noel con su tradicional carruaje dejando en su habitación una equipación del Cádiz Cf. entre otros regalos. El pícaro J.L no pudo despedirse de él porque quedó alucinado ante tal aparición, mientras que Papa Noel voló con Rudolf y compañía, no sin antes lanzarle al pequeño un guiñito de compadreo que éste supo interpretar como un regalo personal.

En el alféizar de una de las ventanas de casa de su tía, se desarrolló la siguiente aventura; en lugar de regar debidamente las plantas, decidió jugar con la regadera y divertirse apuntando con ella hacia la calle, con tal mala suerte, que en ese momento pasó una pareja en una moto, mojándoles el casco. Sin embargo, el destino quiso que mientras miraban hacia arriba para ver la procedencia del agua, se cruzara un coche y salieran volando ambos motoristas. El diminuto delincuente puso la regadera en la mano de su hermano y se fue al cuarto de baño a relajarse, desapareciendo así de la sala del crimen.

En casa de su amigo R.R, la hazaña fue compartida. La ventana daba hacia la calle, y desde un sexto piso comenzaron a lanzar mandarinas del Mercadona que una a una iban impactando sobre los coches que pasaban. Uno de estos vehículos, llamó a la policía que interrumpió en el bloque de R.R. En ese momento, el par de amigos apagaron todos los aparatos electrónicos para que pareciese, que no había nadie en la casa. Los policías se fueron por donde habían venido tras intentar entrar en la casa sin éxito.

Por último, el cuarto pilar que marcaría definitivamente la malicia del pequeño J.L se desarrolla en casa de su abuela. Todos dormían la siesta, mientras tanto él se dedicaba a manchar las sábanas de la vecina de abajo, con aceite de oliva virgen. Para no levantar sospecha alguna, J.L roció un jersey rosa que estaba tendido en la cuerda de su abuela, para que pareciese que todo el aceite venia de un piso más arriba donde vivían dos compañeras de guardería que eran un autentico incordio.

Por lo tanto y en resumidas cuentas, a través de estas cuatro ventanas vemos su autentica esencia y valores, que en Muermo Real se aplicaba la inocencia de la mentira; en la casa de su tía, el pecado sin castigo; en casa de R.R., la supervivencia extrema, y en casa de su abuela, las culpas de cualquier trastada, ingéniatelas para echárselas a otro…

22 comentarios:

  1. Jajajajajajaja tremendo!!! me encanta la forma que tienes para sacar historias de la nada, conocia solo 2 de las 4 historias, pero cada cual es más graciosa a pesar de ser breves, te sacan la sonrisa.

    Grande J.L.

    J.r.

    ResponderEliminar
  2. Con el gran honor de ser el primero en comentar esta batallita en pequeño J.R.! jajaja Espero que hayas disfrutado de esta historieta, la he tratado con mucho amorrrrrr

    ResponderEliminar
  3. =)!
    Jajaja me gusta!
    Comporto dos de tus experiencias con ventanas, las dos primeras!
    yo tmb vi a Papa Noel! y me suena mucho la 2ºxD

    Un bsito de una nueva seguidora =)!

    ResponderEliminar
  4. Menuda seguidora, al final te vas a enganchar!!!
    Pues si te suena la de casa de la tita, parece que deje demasiados testigos con vida... tendremos que hacer algo al respecto! xD

    ResponderEliminar
  5. no se de que me suenan las historias!:)
    muyyyy bueeeenas, como siempre!!!!
    solo una cosa, pooooobres mooteros!!!!
    un besito

    elo

    ResponderEliminar
  6. No te hagas la loca!! Ademas, seguro que tu tambien has tenido alguna que otra ilegalidad peor que esta! Un beso! Gracias por el comentario

    ResponderEliminar
  7. está claro...desde chico inventando y maquinando como liarla,jejeje...no es cosa de ahora!!jejeje ;))) mar r

    ResponderEliminar
  8. Esto es un gen que estan intentando descubir cual es para erradicarlo de la existencia humana. Lo tengo innato! Un beso!

    ResponderEliminar
  9. ¿así que fuiste tú el que causó la muerte de mi hijo con la moto?

    bueno... son cosas de críos

    ResponderEliminar
  10. Todo parecido con la realidad lo dejo a la interpretacion del lector. No tengo nada que ver en ningun tipo de asesinatobarrahomicidio. Pero bueno, ante el juez siempre puedo alegar que han sido cosas de crios jajajaja
    Un saludo! Gracias por el comentario cion!

    PD. Por cosas como estas, es mejor mantener el anonimato!

    ResponderEliminar
  11. jajajaja que buena!!
    valiente personaje estabas hecho desde chico!!
    me he enterado d algo de un concurso,ve informando eh!un besito JL
    alita

    ResponderEliminar
  12. Hola Don Dato! Gracias por el comentario! Por lectores como vosotros tengo que mantener el nivel!!

    ResponderEliminar
  13. Puff Esa alita!! Pues ayer me puse a ver videos en VHS del año la pera, mios de chico contando chistes super mellao. Cuando pueda lo subo al youtube, que eso si que merece la pena verlo! Un beso fiel lectora!!

    ResponderEliminar
  14. me encanta tu nueva estrategia para atraernos como moscas a seguir leyendo la entrada!eso de dejarnos con la miel en los labios en el tablon del tuenti funciona!!estoy super enganchada!espero las próximas travesuras de J.L. con muchas ganas, pero espero q en la próxima entrega ningun motorista salga dañado!

    malagueña salerosa

    ResponderEliminar
  15. Un poquito de marketing, innovando en las estrategias para atraeros a la buena literatura! jajaja
    Muchas gracias por el comentario. En verano no hay cosas mejor que hacer que engancharte al pequeño J.L.!
    Un besito malagueña!!

    ResponderEliminar
  16. Me alegro de encontrar un blog con un humor tan parecido al mío.. ¿por qué será?

    Me ha encantado el tema de las ventanas, una forma muy práctica de ir contando aventuras de un gamberro.

    Saludos desde las Galápagos.

    ResponderEliminar
  17. Buenas! Gracias por la visita (La cual sera devuelta) y por el comentario.
    Es una forma poco usual de contar las cosas, pero la verdad que a la gente le gusta. Un gamberro en potencia como el protagonista del blog donde se sacan lecciones de la vida para su uso cotidiano. Un saludo desde Cadiz!!

    ResponderEliminar
  18. He de decir que he comenzado a leer tu blog por tus iniciales, me recuerdan a alguien...
    Me gusta como escribes y cuentas las cosas, así que me iré pasando a ver que encuentro.

    un saludo

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por el comentario y por la lecturilla. Espero que el verano te sea mas ameno con las historietas de J.L.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. Jajaja lo de las Galápagos era surrealista... Un saludo desde Cádiz, también.

    ResponderEliminar
  21. ya ya! Jajaj cuando me metido en tu blog vi que eras un gaditano con mucha guasa

    ResponderEliminar