16 nov. 2009

Las Apariencias Engañan



Me encanta disfrazarme, por mi viviría las 24 horas del día disfrazado, pero como no puede ser, pues disfruto del teatro y la actuación. Y precisamente por eso, desde niño, el pequeño J.L comprendió que, “la vida es una obra de teatro, que no permite ensayos...Por eso, siempre canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de su vida... antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos”. (Chaplin)

Lo peligroso de este juego, el de vivir disfrazado, el de las apariencias, el de los secretos y el de las mentiras, es que muchos naufragan en él. Y sobreviene la gran pregunta: “¿Y yo quién soy en realidad?”.
Este gran vacío, este fracaso, este desencuentro con uno mismo, puede deberse tanto al olvido de la propia identidad personal, como al desconcierto y el temor que nos asola ante las situaciones complicadas ó simplemente nuevas para nosotros.
Así, somos nosotros mismos los que vamos modelando nuestra manera de ser, en función de lo que los demás esperan de nosotros, hasta al final tener definida una constancia a la hora de actuar.
Pero la clave es no quedarse atascado, evolucionar con el tiempo, tener carácter dinámico, no ser el mismo que hace un año, hace un par de semanas ó incluso hace 5 minutos (después de leer este texto por ejemplo), conseguir que nuestra maleta, la que nos acompaña a lo largo del camino de la vida, se vaya llenando de experiencias, sentimientos, superaciones, de historias legendarias, protagonizadas en definitiva por personas, y una vez llegado al final del camino, ver esa maleta como nuestro gran y exclusivo tesoro.

Las personas somos como las naranjas (Aunque siempre te puedes encontrar con algún limón), y de todas podemos sacar un buen zumo, en menor o mayor cantidad. Lo único que pretendía con estas historias y anécdotas que me han ido pasando a lo largo de mi vida, es endulzaros la vuestra y sacaros una sonrisa.
A mi me ha servido, para crecer y conocerme a mí mismo, a cada uno de vosotros os aportara algo. Y sin más me despido, pues el pequeño J.L. se ha convertido en un “adulto”, y sus pequeñas travesuras quedaran para el recuerdo.


EL TOP 3 DE LAS HISTORIAS FAVORITAS DE LOS LECTORES:


"La venganza se sirve en un bote de Champú"




"La historia de la Punta"




"El perfume"


¡Sed Buenos!


12 oct. 2009

Prox. 50 Entradas (Bodas de Oro)

Como se aproxima la entrada 50 de las aventuras del Pequeño J.L., pido a mis fieles seguidores a que me ayuden a elaborar el TOP3 de las historias que más os hayan gustado, participando en la encuesta que os dejo a la derecha.
En primer lugar pongo una lista de mis preferidas, y estoy abierto a la posibilidad de añadir alguna que a vosotros os trasmitiese algo y se me haya pasado. Muchas gracias:


La historia de la punta:


“Una anécdota de mi infancia relacionada con petardos y un mojón en un cuarto de baño de la Punta San Felipe en Cádiz.”


Mi Primer Coche:

“Como solucionar la crisis atropellando a ancianitas a la salida del mercado para así no tener que pagar más pensiones. Conclusión que saque mientras me sacaba el carnet de conducir”


Mi Primera Chuleta:


“Cuando somos pequeños, siempre nos enseñan la ley del esfuerzo, lo mejor siempre es estudiar, entendiendo y asimilando lo que estabas aprendiendo. Luego cada uno hace lo que le sale del alma y en los exámenes copia quien puede ó se atreve.”

Mi Kryptonita:

“Mi debilidad, las piscinas de barrio. Un gracioso accidente con una compresa pueblerina”


Mi primer Asesinato:


“Un gordo mamon que controlaba al barrio, todo estaba bajo su poder y nos hacia bulling, acabe con su vida de una pedrada”

Mi odio más profundo:

“Por culpa de un trauma infantil puedes acabar por odiar a una especie hasta el fin de mis días”


La venganza se sirve en un bote de champú:


“Sobre la venganza se ha dicho y escrito mucho, pero ten cuidado si realizas una ofensa al pequeño J.L. pues puede sufrir las consecuencias de su malvada y perturbada mente.”

El Perfume:

“En mi barrio, rodeado de mis amigos de la infancia, uno de los entretenimientos que tuvimos para pasar el día, fue fabricar nuestros propios perfumes y posteriormente comerciar con ellos para ganarnos un dinerito extra.”


El SuperEllo como filosofía de vida:


“Una teoría psicológica que se tiene que expandir por el mundo”

Ley de Vida:

“La capacidad de invención, es proporcional a las posibilidades de éxito”

7 oct. 2009

¿Qué prefieres lo natural o lo artificial?



¿Qué prefieres lo natural o lo artificial?
¿El relleno o la silicona?
¿Penes impotentes o Vibradores manejables?
¿El sexo o el cibersexo?
¿Un bebe mofletudo o un Nenuco?
¿Ir a un estadio o jugar al Iss Pro?
¿Un corazón o un marcapasos?
¿Jugar en la calle o chatear por el Messenger?
¿Jamón o un Big Mac?
¿Un concierto de la Pantoja o Melendi en el Ipod?
¿Jugar al tenis o darle al mando de la Wii?
¿Escribir un libro o escribir un blog?
¿El sol o los rallos UVA?
¿Unos ojos negros como las pelotillas del ombligo o lentillas azules cielo?
¿La playa o la piscina?
¿Una obra de teatro o una película de Spielberg?
¿La gripe o la gripe A?
¿Un sobaco peludo o uno rasurado?
¿Indurain o Armstrong?



Mira las fotos…

Siempre molaron los tiovivos

1 oct. 2009

Una de Piratas


Cuando el pequeño J.L. apenas tenía 5 años y no levanta ni siquiera dos palmos de altura, se encontraba en su casa, en una típica calurosa tarde de verano sin colegio, donde los planes brillan por su ausencia.
Por aquella época, los juguetes más reclamados por los niños de su edad eran los divertidos Playmobil. (Seguro que todos vosotros habéis vivido alguna aventura junto a ellos, o habéis ido al cole con vuestro favorito en el bolsillo).
Pero esa tarde el pequeño J.L. no se disponía a jugar con ellos, aunque por supuesto si que tenían parte de protagonismo en la idea que rondaba en su cabezota desde hacía días; la idea no era otra, que ver una película en la que su fiel amigo, el Playmobil “Pata palo”, fuese el personaje principal de las aventuras que él mismo había imaginado. No se lo pensó dos veces e introdujo un par muñecos en el VHS de casa, se sentó, le dio al play y esperó indefinidamente a que la peli empezase.
Y digo infinitamente porque la película nunca comenzó. Al contrario que la paciencia de su madre, que nada mas llegar del trabajo y encontrarse con ese panorama, su paciencia en ese preciso instante tocó fondo... Una vez más, recibí un par de collejas, y una monumental bronca pues el vídeo había dejado de funcionar por mi aire de director de cine frustrado.

Sin embargo, la única preocupación que a mí me quedó fue que en aquella ocasión el castigo había consistido en perder no solo a dos de mis compañeros favoritos de batallas (a partir de ahora estarían ahí, en un oscuro pasadizo), si no que mi progenitora me retiró a toda su familia pirata, incluido el barco y la isla del tesoro. Pasé unos días inmersos en una profunda tristeza, nada me consolaba, solo quería volver a recuperar mis juguetes favoritos y aquello derivo en un grave trauma infantil…
Menos mal que ahora hay nuevas tecnologías, pues si cuando yo era chico, en lugar de ese enorme trasto de VHS hubiese existido un DVD solamente me podría haber cabido la churra, y no hubiera perdido al Playmobil pirata “Pata palo” y por consiguiente mi infancia por verle en acción en la tele, como mucho vería una peliculita subida de tono con mi pito como protagonista.

Años mas tarde, me enteré que mi madre se encontraba en una cafetería gaditana, charlando con una amiga sobre la travesura que su pequeño J.L había acometido horas antes. Y esto me lleva a imaginarme a que los sentimientos que mi madre aun desprendía por tal hecho mientras contaba la anécdota y seguramente también el tono de voz empleado, hizo que una Elvira Lindo, habéis leído perfectísimamente bien, la famosa escritora de las aventuras de Manolito gafotas y su hermano “El imbécil”, estuviera en ese preciso instante tomándose un cafelito y se sintiera inspirada con lo que estaba escuchando, en el cálido y mágico ambiente de su ciudad natal, Cádiz… con una historia que realmente le había conmovido.

Pues no sé si recordáis, que en uno de los capítulos de la familia de Carabanchel, el imbécil, hermano pequeño de Manolito, encajó un muñeco en el vídeo de su tía mientras su madre Catalina regaba las plantas de la casa.
Y así fue, como ésta gaditana conocida nacionalmente, se consagró en el mundo de la escritura. Y como a partir de lo que en un principio fue una fatal idea por parte del travieso J.L, a posteriori se convirtió en el suceso que consagró definitivamente a Elvira Lindo, tanto en el mundo de la escritura como en el mundo del cine, y finalmente su trastada fue llevada a la televisión de todos los hogares españoles.

28 sept. 2009

Sueño de una noche de verano


Día caluroso de verano, menos mal que la familia se refugiaba de este asfixiante calor en una piscina propiedad de una pareja amiga, los sudores que me recorren el cuerpo son combatidos con una cerveza fresquita recién cogida de la nevera, mientras me dirijo hacia mi hamaca, sonrío al ver a mi hijo corretear por el borde de la piscina, solo tiene tres años pero posee una tremenda vitalidad.

Me dispongo a echarme una siesta en la sombra, no sin antes comentar con mi amigo los titulares de la prensa, ultimo sorbo a la cerveza, y vuelvo a visualizar a mi hijo. Pero algo pasaba, pues no lo vi donde lo había visto anteriormente y rápidamente un terror escalofriante recorrió mi cuerpo, este terror hizo que me levantara, y pude ver una mano que poco a poco se hundía en el fondo de la piscina, intentando pedir auxilio en unos últimos coletazos.
Salí corriendo, pantalón y camiseta, reloj y gafas, con todo el equipo puesto, inspire una bocanada de aire y me lance a la piscina, ante las miradas de asombro de los allí reunidos, y mientras buceaba, allí lo vi luchando por intentar salir a la superficie pero sin saber como hacerlo y poco a poco sumergiéndose, perdiendo el poco oxigeno que le queda en los pulmones.

Lo agarre, y nade hacia arriba, y con el niño entre los brazos, y ya en la superficie abrí los ojos mientras cogía aire y otra vez ese asfixiante calor me recorría el cuerpo, pero esta vez, el escenario era bien distinto, en una cama, mi mujer me intentaba tranquilizar, pues todo había sido una pesadilla, la cual, se repetía cada noche, desde el momento que paso ese terrible suceso.

21 sept. 2009

Marujeo


No hace falta ser una señora de 60 años con vestido estampado de flores y tener que ir corriendo a tu marido Paco contándole lo último que le ha pasado a la vecina del quinto en el mercado para ser considerado una maruja. Todo el mundo en su interior tiene un cotilla, él cual esta intentando salir a la superficie y aunque posiblemente esté muy mal visto, hay que saber reconocer que somos amantes del cotilleo, el critiqueo, los chismes…

Y el pequeño J.L. es un gran amante ferviente de los cotilleos, devoción que le viene de pequeño, pues cuando era más joven, llego a sus manos sin saber como ni porque un Edding negro, con el cual rotuló toda la pared de su colegio, recién pintada de blanco casto y puro (Lo que costó una millonada, según me hicieron saber más tarde, una millonada multiplicada por dos, pues tuvieron que volver a tapar el graffiti que hice)
En esa pared se incluyeron todos los cotilleos habidos y por haber que pasaron en su clase durante un curso entero, incluidos algunos suyos.
Como castigo, tuvo que enseñárselos a sus progenitores, los cuales vieron su obra maestra ocupando toda la pared del colegio. Debo decir que quedaron alucinados ante tal capacidad narrativa a la hora de contar intimidades, siendo un adelantado de mi tiempo, pues le daba más emoción que los de, “Aquí hay tomate”. Todavía resuenan en mi cabeza las collejas de mi madre mientras veía esas pintadas:
-¿Con que pintando en las paredes? ---Colleja + Lágrima
-¿Con que fue todo idea tuya? ----Colleja + Gimoteo intentando dar pena
-¿Con que mirándole las bragas a las niñas de tu clase? ---Colleja + Risita (Pues estaba empezando a ser inmune a las collejas que me iba proporcionando)

No esperéis que a través de este post os cuente algunos cotilleos, que los conozco y muchos, ya que mi identidad está empezando a ser conocida y no tengo ganas de represalias sociales, pues ya he aprendido la lección, y no escribiré más en ninguna pared o papel las intimidades de nadie.
Ahora, una vez escarmentado; cuando vuelva a repetir ésta hazaña, por supuesto que no firmare esos cotilleos personales de alguno de vosotros, lo dejare escrito de forma anónima en algún lugar visible del globo terráqueo para que pueda ser comentado por todo el mundo sin que el autor pueda llevarse represalia alguna…

14 sept. 2009

El SuperEllo como Filosofía de vida


La personalidad humana esta en continuo aprendizaje y cambio. Todos esos cambios llegan a través de la experiencia personal. Freud intentó explicar el funcionamiento de la mente humana, dividiendo a la personalidad basándose en los impulsos inconcientes, llegando a la conclusión de que poseemos un Yo (Siendo el Balance, es una estructura intermedia que trata de satisfacer al ello sin “irritar” al Superyo, se constituye en la base de la personalidad), el Superyo (Siendo el alto código moral, la referencia de comportamiento, en definitiva el ideal de comportamiento.) Y el Ello (Que surge a fin de cumplir de manera realista los deseos y demandas del ello de acuerdo con el mundo exterior.) Para entendernos un ejemplo: En un paso de cebra, el Superyo te dicta que tienes que ayudar a cruzar a la señora mayor que tienes a tu derecha y el Ello te dicta que tienes que pedirle el número de teléfono a la tía buenorra que tienes a tu izquierda.

Si llego a afirmar, que soy la personificación del mal, es por el simple hecho de que a lo largo de mi vida han ido pasándome unos sucesos que han hecho que mi personalidad sea la de un adorable mentiroso compulsivo, con un afán por llevar al limite personal del prójimo mas cercano y con una capacidad innata de librarse de los problemas echando las responsabilidades en sujetos que brillan por la ausencia de su carisma.

Para llegar a esta organización interior que tiene el pequeño J.L, ha sufrido una serie de “putadas” por parte de la gente que le rodea.
¿Cómo puede ser un niño bueno, si en plena noche es secuestrado mientras duerme, por unas quince o veinte personas de entrada edad y una vez atado en un banco, es rociado por el contenido de una hoya, la cual poseía unos 50 litros de sopa con fideos del día anterior? El sistema psicofisico que determina su conducta le hace que sea un niño vengativo, que este siempre al acecho y que no sea capaz de ver los sentimientos de bondad y humanidad en los seres humanos.
¿Cómo puede ser un niño bueno, si es alzado al estrellato social por mandar al hospital de una pedrada a un gordo que aterrorizaba pegando a los inocentes niños de su barrio? El pensamiento intrínseco de este niño hace que para llegar a la aceptación social haga cualquier cosa, una vez pruebas la fama no hay nada que te detenga.
¿Cómo puede ser un niño bueno, si es criado en una familia de personajes gaditanos, entre los que destacan un abuelo que manipulo un ataque por palomas asesinas rociando a la criatura con una bolsa de maíz? Desde pequeño esta acostumbrado a que le hagan estas cosas, y lo ve como algo normal, lo tiene aceptado socialmente en su circulo mas cercano, algo que podemos definir como el “escarde”.

A raíz de todo esto, me permito el lujo de introducir el término de SuperEllo. Una necesidad, bueno mejor dicho, una obligación moral, de molestar e incordiar con buen humor a los que te rodean, explotar el “ello” de Freud a limites insospechados. Usando el ejemplo de arriba, el SuperEllo seria el que te incita a empujar a la señora mayor a la carretera cuando pase un camión y ver como reaccionan la vieja, el conductor, la tía buenorra y todos los allí presentes. Cada uno tiene una personalidad distinta. Y tú, ¿Qué prefieres explotar? ¿El Superyo o el Ello?

Publicado en: http://www.herederos1812.com/inicio2.php?idNot=29

8 sept. 2009

El Perfume



En mi barrio, rodeado de mis amigos de la infancia, uno de los entretenimientos que tuvimos para pasar el día, fue fabricar nuestros propios perfumes y posteriormente comerciar con ellos para ganarnos un dinerito extra. En primer lugar, cogíamos las flores de los respectivos jardines de los vecinos más plastas, después de haberlas seleccionando a la perfección, las triturábamos, y con el jugo que obteníamos llenábamos unos tarritos pequeñitos que anteriormente contenían mermelada, para la subsiguiente venta libre de impuesto.

Aquél día me levanté de la siesta, dispuesto a enfrentarme al que yo creía que sería el negocio de mi vida. Sin embargo me sorprendió que dicho establecimiento ya se encontraba en pleno auge, muchos botecitos de perfume permanecían sobre los improvisados puestos que mis colegas habían montado en las calles de mi barrio. Y, lo peor de todo, es que no me dejaban participar pues el negocio se repartía entre unos cuantos. Tenia que actuar, me fui al jardín de mi padre, en él unas rosas preciosas que con la llegada de la primavera habían florecido. En un par de minutos me las cargué todas pues mí único objetivo era la búsqueda de la aceptación social, todo vale para tener amigos.
Me dispuse a machacar las rosas con el rodillo de amasar pan de mi abuela, y no pude reunir ni el escupitajo de una llama, pues el jugo obtenido fue muy escaso. Igualmente, el aroma era peor que el sobaco de Falete después de un concierto. Así que tuve la gran idea de ir al cuarto de baño, abrir el cajón de mi madre y cogerle la colonia de los domingos y ocasiones especiales BBC (Bodas, bautizos y comuniones). Como dándole al botoncito salía muy poca cantidad, baje al garaje a por un martillo para cargarme la parte de arriba y así sacar el liquido oloroso de una forma más práctica. Una vez vaciado todo en mis botecitos, etiquetados respectivamente con el nombre de la fragancia, los metí en mi mochila y fui a buscar una mesa para instalarme en mi particular tenderete un poco alejado de los demás, dispuesto a vender esas “delicateses”.

Cual fue mi sorpresa; que el puesto de los demás había sido desmantelado por las fuerzas de seguridad y orden pueblerina, es decir, por cada una de las madres de los respectivos niños allí reunidos, pues todos, habíamos tenido la genial idea de cogerle a sus señoras madres su colonia de los festivos y traficar con ella. A continuación, broncazo generalizado para todos los allí presentes y manta de collejas. Como yo aun no había participado, pues aun llevaba mis botes en la mochila, me libré de una que hubiese sido buena y me di cuenta, que en el mundo empresarial y de los negocios no tenía mucho futuro como patentador de ideas, pues todos se me adelantaron ante una buena, aunque posteriormente resultó ser una fraudulenta idea.

PD: A los tres días, y tras el revuelo que se formo en el barrio por semejante poda de la flora autóctona y rotura de colonias carísimas de las progenitoras de los crueles enanos, mi madre se dio cuenta de que su colonia había sido destruida y permanecí una gran temporada en la prisión de mi cuarto.

Citas Celebres (II)

“Yo mee en la taza del WC y desenrosque la bombilla, para que en una absoluta oscuridad te sentaras en mis orines. Ese, es el sabor de la venganza”

J.L.


Citas Celebres (I)

Sobre la venganza

1 sept. 2009

Acojonamiento



El pequeño J.L. tiene una grandísima colección de gente a las que ha acojonado viva con un juego que se explicara a continuación, pero sin duda, la mas llamativa fue la sufrida por M.C. durante un cumpleaños, el cual no hizo caso de la recomendación previa, la cual rezaba: “En lo mas simple esta la respuesta” y se dejo llevar por los otros comentarios vertidos esa noche: “Este programa de sicofonía esta prohibido en países como Alemania y Francia pues varios jóvenes se han suicidado al no poder aguantar la presión” todo eso rodeado de un clímax de velas y luces apagadas, en un sótano lúgubre de una casa con una enorme librería, con el sonido de las tuberías interrumpiendo las conversaciones y una victima inocente a la cual los allí reunidos tenían la misión de acojonar.

Sinceramente, no me quiero mofar de este amigo mío, pues aquí todos hemos realizado maniobras estúpidas cuando pasamos miedo, y he aquí un ejemplo claro: Cuando estás en la camita acostado, a medio desvelar, con la ventana de tu cuarto entreabierta, es en ese momento cuando escuchas un ruido y tu mente rápidamente lo relaciona con la presencia de un asesino violador de jóvenes, lo mas inteligente que haces es taparte hasta arriba con la sabanita, pues como todo el mundo sabe las sabana tienen incorporado un spray antivioladores que salvaran tu vida.
Todo esto es producto de la industria cinematográfica, y las costumbres populares, pues cuando llegas a casa de un viaje, aun sabiendo que la casa esta vacía, escuchas un ruido cuando entras por la puerta y preguntas con voz clara y firme: ¿Hay alguien hay? … El mismo asesino violador de antes, que estaba escondido en el cuarto de baño echándose vaselina en la churra para sorprenderte en silencio, pero como tú has preguntado y el tío estudio en un colegio de curas y es tremendamente educado, te contestara: “Efectivamente, aquí estoy, que violarte a sangre fría y sin compasión si que puedo pero el mentir descabelladamente no es lo mío”

El miedo colapsa a las personas, te entran unos sudores fríos que recorren tu cuerpo e incluso puedes morir por paro cardiaco. Pero dentro de la mente del pequeño J.L. ese día no se encontraba la muerte, si no el cachondeo puro y duro.
Y así iniciamos el juego, llamado “Pedro Responde”, este programa te hace rezar una oración con las manos unidas para entrar en ambiente (Recordar, velas encendidas en un sótano oscuro, y demás pamplinas…) y te da la bienvenida al Sistema interactivo de Almas en Pena. Un juego sencillísimo si sabe utilizar. Al pobre de M.C. le fuimos poco a poco metiendo un intenso sentimiento desagradable, libros que se caían de la librería (Con hilos invisibles a la oscuridad del cuarto), grifos que supuestamente estaban estropeados que funcionaban solos, llamadas de teléfonos con numero oculto realizadas por mi hermano desde el piso de arriba, muñecos satánicos debajo del asiento de M.C., datos íntimos sobre su vida personal y la de todos los allí reunidos. Para la victima, todo eso lo realizaba Pedro, el cual se manifestaba y sabía todos sus cotilleos. Para los demás, era la broma perfecta.

Nuestro sufrido amigo, acabo rezando un padre nuestro en calzoncillos en mitad de la calle, pues si no realizaba esto, Pedro acabaría mostrando toda su furia y el final sería terriblemente mas oscuro… y cuando ya no podía mas (M.C. en calzoncillos entrando en un cuartito oscuro completamente solo), el pequeño J.L. apareció en ese cuarto oscuro al grito de: ¡¡¡QUE ES BROMA!!!
No se como no me metió una ostia, creo que conforme entendió que nada de lo ocurrido era real y al empezar a comprender la situación dejó de temer por Pedro y empezó a preocuparse por su ropa interior. Así que mientras se desarrollaba ese conflicto interior no tenia tiempo de meterme la ostia y pude reunirme con todos reírnos y comentar lo ocurrido.

Lo desconocido inspira temor, te animo a que uses el juego con algún inocente y experimentes esa sensación de hacer el mal. http://pedro-responde.softonic.com /

21 ago. 2009

Un día en 10 Imágenes

Ayer cogí mi vieja cámara, y decidí hacer 10 fotografías que reflejaran un día de Agosto.

A las 8:43 fui despertado por el perro de mi vecina. Mi puntual despertador perruno me avisa a que hora tengo que ir a la biblioteca y después del primer ladrido, me aseo y desayuno para dirigirme hacia ella.

A las 9:12 salgo por la puerta de mi casa y me encuentro que la Teo (La Excelentisima Alcaldesa de la ciudad) me ha engalanado el barrio poniendo unos tenderetes estilo árabe para celebrar aquí el mercado Andalusí.

A las 9:31 estoy sentado en la biblioteca dispuesto para… ver mi blog. Realizo una visita matutina y una vez revisadas las últimas novedades me pongo a estudiar un poco, para con mis conocimientos adquiridos, poder levantar el país.

A las 12:40 mi vejiga no puede mas y decido ir al cuarto de baño a vaciarla. Recuerde un anuncio que colgó un amigo mío, (M.C.) y veo que dos personas han decidido llamar por teléfono a Raulete para contratar sus servicios (El cual esta en Alaska y se puede quedar muy loco cuando reciba la llamada).

A las 13:58 estoy de vuelta a mi casa, pasando por la Catedral de Cádiz entre muchos turistas preguntones y donde unos indios están animándome el paseo de regreso con la música sudamericana de fondo.

A las 14:39 estoy comiendo con unos amigos de la facultad en un argentino, "Mesón de las Américas", unas buenas tapas a un precio económico.

A las 15:32 estábamos sentados en la heladería de los italianos de la Calle Ancha, donde se toman los mejores helados (a mi gusto personal) de la provincia.

A las 19:00 fui al cine de gratis con los niños de los Scout (Mis queridos enanos), para ver la película Up, de Disney.

A las 22:15 empezamos un partido de futbol playero, en el Tracaplaya, con un nefasto resultado para mi equipo.

A las 00:34 estaba de vuelta a mi casa subido en la bicicleta de M.C. y pudimos comprobar que había unas velas en memoria del Drago (Un árbol milenario) fallecido hace poco y que esta situado delante de las Puerta de Tierra. Descanse en paz.

18 ago. 2009

El metro francés


Cuando se viaja a un país extranjero, no sé por qué motivo, quizás debido a la gran exaltación que nos da el consumir tal aventura, comenzamos a hacer cosas totalmente absurdas, que cualquier profesional diagnosticaría como una enfermedad, siempre y cuando esas actitudes que a continuación relato, las realizásemos en nuestras respectivas ciudades. En primer lugar, nos tildarían de verdaderos “locos”.
Como todo en esta vida está formado por diferentes puntos de vista, te da igual que te puedan internar en algún centro de rehabilitación por alguna de esas cosas. Por ello y teniendo como única escusa que estamos fuera de nuestro país de origen, comenzamos a hacer cosas extrañas, como por ejemplo: Hacerse una foto en la maravillosa ciudad de Albuquerque, delante de un bar que por casualidad te has encontrado y se llama “Casa Pepe”, por supuesto siempre poniendo nuestra mejor cara al encontrarnos con ese símbolo patrio nacional, para luego subirla al Facebook ó a cualquiera de la redes sociales que todos ya de sobra conocemos.
A pesar de ello, es algo que nunca entenderé.
Otra de las cosas, es exagerar nuestro modo de hablar, las expresiones más arraigadas y diferentes florituras en forma de movimientos nacen de nosotros como si de una obra de teatro se tratase, sin olvidar en mi caso un acento de lo más andaluz que llevo hasta limites insospechados. A pesar de ello, es algo que nunca entenderé.
Cuando visitamos otro país, también solemos hablar de cualquier tema, en un tono más alto del habitual, mientras paseamos entre los individuos autóctonos de la zona, puedes explicarle a tu acompañante que te pica el huevo izquierdo, que nadie te va a entender, es mas puedes gritar que el picor de tu huevo izquierdo es tremendamente intenso, que seguirán sin hacerte ni puñetero caso. A pesar de ello, el algo que nunca entenderé.
Pero, ¡ay amigo!, cuando empezamos a confiarnos, y a decir una gran “sarta” de estupideces, y de repente, te encuentras con alguien que habla tu mismo idioma en ese recóndito lugar del globo terráqueo, pueden ocurrir dos cosas, una que te mueras de vergüenza porque un paisano ha descubierto que te pica un huevo, u opción numero dos, te haces una foto con el paisano para luego subirla al Facebook.
Y eso precisamente ocurrió en un viaje que realice a Paris hace un par de años, con un grupo de amigos. Juntos cogimos un metro para llegar a la torre effeail, y durante el trayecto nos sumergimos en un intento de conquista de una supuesta francesita con la que compartíamos vagón, y echamos mano de nuestras mejores armas de destrucción masiva con la finalidad de llegar a su conquista. Empezamos a gritar a nuestro amigo que le tocara un muslo, para así despertar en ella su instinto depredador francés, e intentar con éste movimiento estratégico llevársela al huerto. La víctima en cuestión estaba con sus cascos puestos, inmersa en su música, quien sabe si escuchando a Carla Bruni, cuando muy lentamente empezó a quitarse esos cascos, mientras seguíamos insistiendo al colega para que la palpara, y así iniciar la conversación. Ella interrumpió nuestra conversación y se dirigió hacia nosotros diciendo: ¿Qué me toque el que?
Y realizamos el punto numero uno, morirnos de vergüenza en ese instante, pero como el trayecto fue muy largo, empezamos a sacarle información sobre la ciudad en la que estábamos, para finalmente hacernos la foto con ella y subirla al Facebook, y así concluir con la segunda de las opciones…

13 ago. 2009

TESTimonio


Seguro que alguno de los que me estáis leyendo habéis realizado un test de orientación psicopedagógica alguna vez en vuestra vida y si no es así, pues os explico en que consiste. Se trata de una serie de test que realizas en el colegio, que principalmente nos sirven para escaquearnos de las clases que coinciden con la realización de dicho test y así prolongar el tiempo de recreo. Y bueno…, secundariamente son encuestas que te ayudan a aclarar tus preferencias a la hora de escoger una posible carrera ó de evaluar tu inteligencia general, nivel cultural…
Una vez explicado en que consiste esto de los test de orientación Psicopedagógica, os pongo en el contexto social, y como el pequeño J.L. se cargo las ilusiones profesionales de unos cuantos ilusos compañeros de clase.
En ESO no se como ni porque, fui elegido encargado de la llave, y todo gran poder conlleva una gran responsabilidad. Por supuesto, allí estaba yo, siempre el primero para abrirle a mi clase la puerta prontito. Un día caluroso de primavera, vinieron los oportunos psicólogos del centro donde estudiaba a realizar estos test; el jolgorio que rápidamente se desató era máximo, pues teníamos clase con un pedazo de sieso dos horas seguidas e íbamos a escaquearnos de sus tan “interesantes” enseñanzas.
La cosa es bien sencilla, una serie de preguntas a contestar en una hora, sobre diferentes temas de culturilla general y preferencias personales. Bien es sabida mi gran afición de poner al límite personal a la gente. Perfectamente, Tú puedes tener una vida tranquila, que de repente, aparece el pequeño J.L. y tienes que tomar una serie de decisiones que nunca antes te hubieras imaginado tener que plantearte.
Pues ese día de primavera, me encargue de poner al límite a unos cuantos compañeros. En el descanso de uno de estos test, hice uso de mi “llave maestra”, y abrí las puertas de la clase, me pillé un Boli Bic, y rellené aleatoriamente los test de unos cuantos, a mi libre albedrío, sin ningún tipo de orden lógico, y sin hacer uso en ningún momento de la razón… Cuando terminé, cerré la puerta, me fui a echar un pis, y a la vuelta abrí la puerta a la cola de gente que ya me esperaba para entrar, y proseguir con la realización del sondeo.
Al mes de este suceso, nos entregaron los resultados de las pruebas. Mi sorpresa no se centró en los resultados personales que había obtenido, que va. Mi fascinación comenzó cuando observe que varios de mis compañeros comenzaron a llorar desconsoladamente, pues sus calificaciones profesionales les indicaban que tenían que ser futuros peladores de gambas en restaurantes de lujo, o sacadoras de cera de oídos en un centro de estética.
Fue entonces, cuando me dirigí a las almas entristecidas con un mensaje tranquilizador, y al mas puro estilo Obama les trasmití mis ideales, pues lo que tienes que hacer es creer en ti mismo, en tus posibilidades. Y las metas que te propongas, las alcanzaras si pones tu empeño y esfuerzo en ello, un test no puede dirigir tu vida, una opinión ajena no puede hundirte en la miseria. La confianza y seguridad en cada una de tus acciones, marcaran tu destino.

8 ago. 2009

Un pensamiento alegre: Y Volaras


Desde que se conocieron se complementaron, ella le consoló porque el joven había perdido a su sombra, él le enseño a volar, y entre los dos aprendieron el significado de un beso. Peter siempre le venia con fantásticas historias que hacían que Wendy riera y se olvidara de sus problemas. La llevo al País de Nunca Jamás donde experimento miles de aventuras juntos. Pero ella quería hacerse mayor, y al volver a casa, le pidió a Peter que se quedará con ella para siempre y así pudieran envejecer juntos. Pero el bueno de Peter rechazo la idea, no quería que le creciera barba, no quería tener que trabajar en una oficina, Peter quería vivir sus aventuras siendo niño para siempre.
Le hizo la promesa a Wendy, que cada comienzo de primavera le visitaría a su ventana, y le contaría todas sus historias. Pero a medida que pasaban los años, Wendy envejecía y cuanto mas mayor se hacia, las historias que le contaba seguían sorprendiéndole pero la pena que sentía por Peter y la gran soledad que reflejaba en los ojos el pequeño, había aumentado con cada primavera que la visitaba por la ventana…


1 ago. 2009

Mascotas


A lo largo de la vida del pequeño J.L. han ido pasando una serie de mascotas, con las que ha ido descubriendo el significado de la vida y la muerte.
Una de sus primeros compañeros, un pez naranja, fue alimentado más de la cuenta por nuestro protagonista, derramando todo el bote de comida en la pecera. Fue cuando sus padres le contaron, que los peces tienen memoria a corto plazo (de tres segundos) y que por eso, no se acordaba que ya había comido y acabo reventándose el estomago. Luego pasó un pollo que su abuela le compró en “el piojito” de Cádiz, dicho pollo acabo siendo participe de un arroz en una comida familiar. E incluso tuvo una tortuga que fue liberada y al cabo del tiempo vio su cadáver devorado por un gato en la acera de su calle. Esta fue su experiencia con los animales, hasta que apareció Kike, su perro.

Mi primer contacto con un perro fue en el antiguo video-club de mi calle, donde al chucho del dueño le daban 25 pesetas (La monedita con un circulito) y aparecía con un paquete de gusanitos después de cruzar la acera para ir a la tienda de las chucherías. Entonces me quede prendado de estos animales.
Mis padres se negaban en rotundo en la adquisición de algún perro (con el tiempo he comprendido la razón de esa negación) y paseando por el Centro de Cádiz, el pequeño J.L. vio un cartelito donde anunciaban que regalaban a unos cachorritos. Apunte el número, y de forma misteriosa, el papel desapareció. Pero claro, mis padres no contaban con que poseo una mente superior, y con siete años memorice aquel número, llame por teléfono a la mujer que los regalaba, concerté una cita y en un abrir y cerrar de ojos, ya teníamos perro en mi casa.

La elección del nombre fue complicada, por las disputas internas entre mis hermanos y yo, hasta que mi hermano mediano, abrió aleatoriamente una pagina de una guía marca que andaba por el coche y vio en el, al jugador del Real Madrid, Quique Sánchez Flores. Ceremonia de bautizo y así fue nombrado: Kike.

A lo largo de estos 14 años, ha aprendido a hacer una “gran cantidad de trucos”: Es capaz de cazar moscas cuando se le ordena, arrinconándolas contra el cristal y trayéndote a su presa cual tesoro; espera órdenes para poder devorar las galletitas que más le gustan, realizando complicados circuitos; ladra a quien quiero y cuando quiero. Es como una prolongación de mis maldades, el complemento perfecto y soñado.
Pero poco a poco, se esta convirtiendo en un vago (Como su dueño), y pasa mas tiempo en el sofá que levantao (Como su dueño), moviéndose nada mas que cuando lo llaman para comer o le van a dar un paseo (Como su dueño) y protestando cada vez que no obtiene lo que quiere (Como su dueño). Un viejo gruñón, que deja atrás aquel cachorro que se escapaba siempre que podía para echar una cañita al aire por mi pueblo (a saber cuantos hijos ilegítimos tiene, con su funeral va a pasar como con Michael Jackson, van a aparecer un montón de perras que quieren parte de la herencia del pobre Kike para poder pagarle a sus hijos la universidad canina)

Así que mientras sigue con vida, voy a intentar disfrutar lo que pueda de él, y puedo afirmar que efectivamente, "mi perro, es el mejor amigo del hombre".

Tengo la gripe A



Mi primer encargo como medico de un campamento se ha saldado con todos los niños en su casa en cuarentena por un par de casos de gripe A (H1N1). Y es que ante tales síntomas no se nos ocurrió otra cosa al gabinete medico allí reunido que ponerle pañitos de la cocina con agua fresquita mientras los sentaban en una silla de playa en un sitio perdido del mundo (Una vez llevado al centro de Salud y bajo recomendación de la doctora de dicho centro). La Ministra se ha metido de por medio y no podemos hacer filtraciones de lo ocurrido a la prensa, pero se ha actuado con mucha rapidez devolviendo a los 80 niños a sus casas recomendando una cuarentena de 48 horas. (Finalmente se confirmó de que son dos casos positivos y tenemos que aumentar la cuarentena ha siete dias).
Y aquí estoy con tos, después de haber tenido fiebre, vómitos, malestar general y cefalea entre otros síntomas, comunicando esta noticia, acortando mis vacaciones y sabiendo que si realmente son un par de casos de gripe A, voy a tener que pasarme una semanita muriéndome de calor encerrado en mi casa con una esterilización continuada y mi hermano pasándome tranchetes de queso por debajo de la puerta porque a saber quien es el que se acerca a mi cuarto para alimentarme.

http://www.diariodecadiz.es/article/cadiz/480637/dos/scouts/san/felipe/neri/con/sintomas/gripe.html

16 jul. 2009

¿Jugamos?


Me voy de viaje hasta el mes de Agosto. Dado que este mes habéis estado todos muy participativos, creo este post, para que cuando vuelva, me encuentre comentarios ingeniosos sobre el juego que os voy a proponer. Hace un excesivo calor veraniego por eso del cambio climático. Así que me tendréis que poner situaciones calurosas, todas empezando con un: “Hace mas calor que…”

Un ejemplo: “Hace mas calor que haciendo churro con un traje de neopreno”

12 jul. 2009

Windows


En la vida del pequeño J.L. han existido cuatro ventanas que han marcado su personalidad, como las patas de una mesa, sobre ellas se sustentan el verdadero significado de su maldad. Las cuatro ventanas pertenecen a la de su propia casa en Muermo real, la de su única tía, la de casa de su abuela, y la de su amigo R.R.

La primera de ellas, en la ventana Muermo Real, fue cuando juró y perjuró que había visto a Papa Noel con su tradicional carruaje dejando en su habitación una equipación del Cádiz Cf. entre otros regalos. El pícaro J.L no pudo despedirse de él porque quedó alucinado ante tal aparición, mientras que Papa Noel voló con Rudolf y compañía, no sin antes lanzarle al pequeño un guiñito de compadreo que éste supo interpretar como un regalo personal.

En el alféizar de una de las ventanas de casa de su tía, se desarrolló la siguiente aventura; en lugar de regar debidamente las plantas, decidió jugar con la regadera y divertirse apuntando con ella hacia la calle, con tal mala suerte, que en ese momento pasó una pareja en una moto, mojándoles el casco. Sin embargo, el destino quiso que mientras miraban hacia arriba para ver la procedencia del agua, se cruzara un coche y salieran volando ambos motoristas. El diminuto delincuente puso la regadera en la mano de su hermano y se fue al cuarto de baño a relajarse, desapareciendo así de la sala del crimen.

En casa de su amigo R.R, la hazaña fue compartida. La ventana daba hacia la calle, y desde un sexto piso comenzaron a lanzar mandarinas del Mercadona que una a una iban impactando sobre los coches que pasaban. Uno de estos vehículos, llamó a la policía que interrumpió en el bloque de R.R. En ese momento, el par de amigos apagaron todos los aparatos electrónicos para que pareciese, que no había nadie en la casa. Los policías se fueron por donde habían venido tras intentar entrar en la casa sin éxito.

Por último, el cuarto pilar que marcaría definitivamente la malicia del pequeño J.L se desarrolla en casa de su abuela. Todos dormían la siesta, mientras tanto él se dedicaba a manchar las sábanas de la vecina de abajo, con aceite de oliva virgen. Para no levantar sospecha alguna, J.L roció un jersey rosa que estaba tendido en la cuerda de su abuela, para que pareciese que todo el aceite venia de un piso más arriba donde vivían dos compañeras de guardería que eran un autentico incordio.

Por lo tanto y en resumidas cuentas, a través de estas cuatro ventanas vemos su autentica esencia y valores, que en Muermo Real se aplicaba la inocencia de la mentira; en la casa de su tía, el pecado sin castigo; en casa de R.R., la supervivencia extrema, y en casa de su abuela, las culpas de cualquier trastada, ingéniatelas para echárselas a otro…

9 jul. 2009

La venganza se sirve… en un bote de champú


Sobre la venganza se ha dicho y escrito mucho, pero ten cuidado si realizas una ofensa al pequeño J.L. pues puede sufrir las consecuencias de su malvada y perturbada mente. En tiempos de adolescencia extrema, en un campamento, había una chica que era excesivamente pesada y que por culpa de esta forma de ser, no paraban de caerles marrones al grupo en forma de castigos. Es entonces, cuando un comité de sabios, se reunió y decidieron que era la hora de realizar un correctivo y prepararon una gran “Venganza”.

Todos los varones allí reunidos, colocaron en un vaso de metal un poco de su yo interior, y expulsaron una serie de fluidos corporales. El último en hacer la faena, tuvo la genial idea de dejar el vaso “escondido” en mitad del campo y fue entonces, cuando a la hora de recogerlo lo vimos lleno de hormigas y como todo el mundo sabe las hormigas siente atracción por este fluido corporal porque tienen laboratorios científicos de nivel alfa donde preparan una hormiga atómica para acabar con el mundo (Una explicación mas científica sería por el alto contenido de fructosa que tanto atrae a las hormigas, pero tenia ganas de soltar esa parida)

Mientras se desarrollaban los acontecimientos, había un grupo encargado de entretener a la fémina en cuestión y otros que cogerían su neceser. Fue entonces, cuando P.G. agarro el vaso de metal lleno de hormigas, y sin ningún tipo de escrúpulos lo vertió sobre el bote de champú extraído previamente del neceser, con hormigas incluidas, cerrando el tapón herméticamente.
El neceser con la bomba explosiva fue puesto en su sitio, el comité se lavo las manos, y mientras esperaban para el turno de la ducha, se fueron reuniendo en una mesa para ver los resultados de semejante venganza.
La leyenda cuenta, que mientras las mujeres se dirigían a las duchas, acompañadas de un monitor que era amigo nuestro (hablo en pasado, pues dudo que vuelva a dirigirme la palabra), se dice, que la persona que iba a sufrir en su cuero cabelludo el poder de la venganza, mientras se estaba duchando, observo unas cuantas hormigas en su bote y decidió usar otro, y de repente por arriba vio una mano amiga, que le pedía urgentemente un poco de champú para poder lavarse. En ese preciso momento, y sin dudarlo, cogió el bote infectado y se lo paso por arriba.

La panda de anormales esperábamos en las mesas cual seria el resultado de la broma, cuando salió de las duchas nuestro monitor, limpito y aseado, con su neceser en la mano derecha, con la toalla azul de baño en la mano izquierda y sobre esta toalla, el bote.
La cara de todos fue de asombro absoluto, no nos lo podíamos creer, y mientras se dirigía a nosotros con paso firme y elegante, destilando un aroma embriagador, soltó un, “Que suave y sedoso deja el pelo el champú de L.H.”.
La venganza es un placer que se sirve en un bote de champú pues el destino quiso, que en lugar de vengarnos de la mujer producto de todos nuestros problemas cayese sobre el que nos ponía los castigos todo el peso de la venganza.

2 jul. 2009

Cosas que no me gustan




- No me gusta decir: “No lo se”.
- No me gusta cuando hago caca mojarme con el aguita.
- No me gusta que me salgan pelotillas en los pies por ponerme calcetines nuevos.
- No me gustan las palomas.
- No me gusta viajar metido en el maletero.
- No me gustan las bragas fajeras.
- No me gustan los pies ajenos (Sobre todo los callosos y olorosos).
- No me gusta encontrarme un pelo huevo en la sopa.
- No me gusta comer sin agua.
- No me gusta el moreno albañil.
- No me gusta que me despierten los rayos de sol dándome en la cara.
- No me gusta que me despierten llamándome al móvil.
- No me gusta que me despierten las campanas de la Catedral.
- No me gusta ser pegado con un calcetín usado.
- No me gustan las compresas flotando en las piscinas.
- No me gustan las peluqueras con un titulo del CCC.
- No me gustan las rebajas llena de gente comprando impulsivamente.
- No me gusta un sobaco medio depilado.
- No me gusta que me zumben en el Messenger.
- No me gusta como huelen los autobuses.
- No me gusta el olor a tabaco en la ropa.
- No me gusta cuando las abuelas cogen los cachetes.
- No me gustan las mujeres con bigote.
- No me gustan las algas en la playa.
- No me gusta que me quiten el mando de la tele.
- No me gustan las moscas gordas.
- No me gusta escuchar voces que me dicen que tengo que hacer.

Pulsa aqui para ver: Cosas que me gustan
Pulsa aqui para ver: Mi Kryptonita

Cosas que me gustan


- Me gusta palpar muslos (Zona triangulo de Escarpa).
- Me gusta arrancar sonrisas.
- Me gusta oler pelos ajenos.
- Me gustan los FrigoPies.
- Me gusta mantear a la gente.
- Me gusta escardar a las personas que me rodean.
- Me gusta estornudar con todas mis fuerzas.
- Me gusta el color amarillo.
- Me gustan las japonesas.
- Me gusta estirarme en la cama hasta crujir.
- Me gusta ver a mi perro cazar moscas.
- Me gusta dar collejas sonoras.
- Me gustan los perros salchichas.
- Me gusta escribir notitas en clase.
- Me gusta el Pópulo.
- Me gusta la comida de mi abuela.
- Me gusta dar cobaso a la gente inocente.
- Me gusta protestar.
- Me gusta cotillear los móviles ajenos.
- Me gusta levantarme de la siesta y que ya sea de noche.
- Me gusta Steve Urkel.
- Me gustan los mofletes.
- Me gustan las casapuertas.
- Me gusta mojar pan en la salsita de los filetes.
- Me gusta tener mi hueco en el sofá.
- Me gusta echarle las culpas a otro cuando me tiro un peo.
- Me gusta tomarme la pastillita azul todas las noches.

Pulsa para ver: Cosas que no me gustan

1 jul. 2009

Una vez...

Conozco gente que nunca nadie se podría imaginar.



Una vez presencie como se comían una sandia entera sin utilizar ningún cubierto, solo con las manos y abriéndola con la cabeza, una vez diez personas expulsaron fluidos corporales en un bote de champú y apareció el afortunado con un pelo liso y brillante, una vez al pequeño J.L. le ataron a un banco a las dos de la mañana y le tiraron una hoya con sus respectivos 20 litros de sopa con fideos de la noche anterior, una vez conocí a vaqueros, caballeros medievales y gladiadores (mis aventuras de tropa), una vez fui capaz de hacer caca en una bolsa y pasársela a P.G. para que hiciera lo propio solo por ganar una prueba, una vez hice un taller de metrosexualidad, una vez escuche a uno peerse mientras hacia el amor en una tienda de campaña con veinte personas escuchando alrededor, una vez me rompí un diente mientras hacia escalada por una presa abandonada, una vez pedí trabajo en un hotel y la primera patata que me mandaron pelar se lleno de sangre porque me corte un dedo (me pusieron a regar plantitas del hotel), una vez me caí en el salto del cabrero y me fracture una muñeca, una vez reunimos a todos los niños de un pueblo para que presenciaran actuaciones cómicas nuestras en un teatro, una vez hice mantita, una vez jugué al futbol sin balón, una vez presencie una bombona echando humo mientras el personaje que la aguantaba daba vueltas sobre si mismo al grito de: “Que me quemo Pepe”, una vez comí de la basura por demostrar mi honor, una vez fui abogado en un juicio del zorro y me tiraron al agua con ropa por demostrar su culpabilidad, una vez hice una conga en pelotas, una vez me declare culpable de haber cagado en mitad del cuadro sin haber sido, una vez me monte en un coche con unos peruanos en mitad de la sierra de Granada, una vez jugué al planta-nabos, una vez actúe de rapero en un fuego de campamento memorable, una vez fui a una fiesta de la espuma, una vez hable en sueños debido al mal olor de los pies de P.G. y P.C. (Cojones, COJONES CON MAYUSCULAS), una vez me hice un corte en la ceja, una vez participe en una carrera de carritos de la compra, una vez compartí unidad con los angangos e hice un fuego de campamentos donde me convertían en uno de ellos, una vez me emborrache en un convento de clausura, una vez fui cocinero y a la mañana siguiente me encontré el puré de patatas pegado en los árboles de alrededor, una vez robe comida del kraal, una vez escuche a un gemelo decirle al otro “que feo ere” o “tu puta madre”, una vez Suso me contó una historia de miedo, una vez me tire a una poza de agua natural en Cazorla, una vez publicamos un periódico, una vez cague en una letrina cavada por la patrulla caca, una vez conocí a la torototo, una vez hice una marcha por un río, una vez conocí a una chica que se quemaba los pedos con un mechero, una vez robe piquetas a lobatos, una vez me duche a cubazos de agua helada, una vez conocí a Braulio, una vez hice una huelga contra responsables en plena marcha, una vez ganamos en un día común, una vez me explotaron un huevo en la cabeza, una vez me pase un mes fuera de mi casa con la mochila acuestas, una vez se cayo al río turbulento uno de los gemelos anteriores y estaban mas preocupados ambos de salvar las mil pesetas de su riñonera que de salvar su propia vida…
…una vez hice amigos para toda la vida…

Todas estas experiencias las viví en los scout. Y nunca me avergonzare de nada de lo que hice. Un scout siempre será un scout aunque deje su pañoleta guardada en un cajón.

Y ahora, como responsable, me gustaría que los niños descubrieran todo lo que yo descubrí y vivieran esas cosas que nunca nadie se podría imaginar.

21 jun. 2009

Mi odio más profundo


Cuando era pequeño, mi abuelo me llevo una vez a la plaza España, en el centro de Cádiz. El cachondo mental de mi abuelo, mientras yo correteaba por ahí cual inocente criatura, se compró un paquete de maíz sin que yo me diera cuenta, y en un abrir y cerrar de ojos, me tiro el paquete entero y vinieron hacia mi volando cual posesos miles y millones de unos pájaros, que nunca había visto en mi vida, las cuales empezaron a acosarme, rodeándome, haciendo un ruido muy extraño y dándose empujones para zamparse uno de esos pedacitos amarillos. Fue el día que descubrí a las palomas.

Esos bichos con alas, siempre están en el momento mas oportuno, pues cuando sales a la calle bien peinado y perfumado, dirigiéndote a la cita que tienes con la chica que te gusta, no sabes como ni porque, cuando le vas a dar dos besos, ella te dice. “Se te han cagado en el hombro” ¡MIERDA! (Nunca mejor dicho) y lo peor de todo no es eso, pues a la chica seguramente después de este terrible suceso social no la volverás a ver en tu vida, lo peor de todo, es que ese polo te lo acababas de comprar el día anterior y te había salido por un ojo de la cara y es prácticamente imposible limpiar esa cagada.
Con ese movimiento incesante de cabeza, que pone nervioso a cualquiera que las vea, estos pájaros tan anormales parece que tienen dos sitios donde vivir, los monumentos, los cuales destrozan sin ningún tipo de contemplación y los lavaderos de coche. Siempre que dejo el coche limpito, es cuestión de segundos para que una manada de estos enseres me lo dejen totalmente destrozado, a base de cagadas aéreas.

El gran misterio de la vida, cómo nacen los hijos, fue descifrazo en esa plaza España, pues no los traen las cigüeñas. Y es que, cuando llega la primavera, las palomas nos alegran la vista con continuas violaciones del palomo rey, que va repartiendo amor a todas las palomas que ve a su paso, es así como me entere del sexo.

Y estos pájaros, sobreviran, y perduraran a cualquier otra raza, pues siempre, en cada plaza, pueblo o ciudad, estará la típica vieja pensionista, que se lleva media telera de pan del día anterior y se las tira para que ellas coman, tengan fuerza, y se reproduzcan por los siglos de los siglos.

17 jun. 2009

¡Felicidades Patociencia!



Capaces de llegar a las 100 Entradas, os recomiendo que leais este blog.
Pulsa para visitar Patociencia

Pulsa para ver el discursito que les he dejado: Discursito del Pequeño J.L.

15 jun. 2009

Yo, no estoy loco.



Las voces que escuchaba en mi cabeza, me decían insistentemente que negara con rotundidad que tuviese un amigo invisible el cual me dejo encargado que cuidara su colección de pelos de distintas vírgenes que fueron asesinadas. Me inunda una gran depresión el hecho de perder a éste amigo, pero era necesario pues ellos juzgan si estoy ó no loco: He de negarlo todo, pues son mayoría.
Cuando seas sometido a un juicio público, y la mayoría llegue a una conclusión errónea de ti (llámese loco) no quiere decir que realmente lo seas.
En la vida, todo es cuestión de puntos de vista, la perspectiva que de una situación hacemos cada ser humano, difiere de la de otro. Normalmente predomina la perspectiva de la mayoría, y es esa mayoría la que determina quien esta loco y quien no.

Maldícelos, pues en la locura se toma lo falso por verdadero, la muerte por la vida, el día por la noche, la tristeza por la alegría y: ¿No es esa una visión bonita de la propia vida?
A los que juzgan yo les diría: No intentes entender a los demás, pues quizás, no te entiendes ni a ti mismo…


(Historia que ha nacido y desarrollado en la Caleta, donde he observado mucho y hablado poco, cuando fui abordado por las musas de la inspiración.)

11 jun. 2009

La importancia de un buen nombre.



Se plantea la siguiente situación, con tres años, mis padres me llevaban a una guardería llamada “la Laguna” cerca de la iglesia Santo Tomás, en la ciudad de Cádiz. Con toda la cara de pillo como en la foto de la derecha, ya iba propagando mi filosofía de vida por el pequeño patio de la guardería, pues yo he venido al mundo para repartir amor y felicidad. Y fue allí, en ese pequeño patio, donde nació mi “primer amor”.

El pequeño J.L: Varón, moreno, con el pelo alborotado, diminuto, travieso y experto en ganar los torneos de canicas. Se convirtió en el foco de atención de una chica de piel pálida, serena, tranquila, con una larga melena rubia agarrada por dos coletas. Además era lo suficientemente alta como para sacarme dos cabezas y por supuesto, una revienta cachetes a los que pretendían levantarle la falda. Pues es así, como la “sheriff” del patio, vino un día con paso firme y decidido hacia mi, y sin previo aviso me soltó un: “A partir de ahora somos novios”.

Tuve que aceptar esta nueva condición, puesto que otra respuesta habría hecho peligrar mi integridad física, y así, sin tener la menor idea de lo que acarrea el compromiso del noviazgo, entramos en un abrir y cerrar de ojos en la dinámica del matrimonio, pues al día siguiente se celebro la primera de mis boda, adoptamos a uno de los niños del patio y me echaba broncas todos los días, porque hacia mas caso a mis colegas mientras nos tomábamos el zumito del recreo, que a ella.

Es importante reseñar que cada persona que pasa por nuestra vida marca nuestra personalidad en mayor o menor medida, y que esas personas tienen nombres, y cada uno de esos nombres dejara huella en nosotros.
Si el matón de tu colegio te mangaba el desayuno amenazándote con contarle a toda la clase que te hacías pis en la cama, te quedara un mal recuerdo de esa persona, y sin darte cuenta estas actuando con una serie de prejuicios a cualquiera que en un futuro conozcas con ese mismo nombre.

Con esto quiero reflejar la importancia de los nombres, pues en plena pelea familiar por como se debería de llamar mi hermana pequeña, la cual estaba a punto de nacer, fui sometido a un interrogatorio, mientras mi madre estaba en el sofá tumbada con la barrigota presidiendo el salón, me pregunto con un tono pacificador: “Y tú, ¿Cómo quieres que se llame tu nueva hermanita?”. Mi respuesta fue: “Pues Marta, como mi novia”. Así que las disputas familiares se acabaron, las peleas internas por quien ponía el nombre se extinguieron, las apuestas hacia otros nombres como María, Ana, o Gumersinda llegaron a su fin…

Por lo tanto el nombre de mi hermana fue fruto del amor parvulario de dos renacuajos, y ese nombre resolvió una disputa familiar. El amor triunfó, el nombre de mi hermana hace alusión al mismo, ahora bien; ¿Habrá dejado huella en la personalidad de mi hermana…?

8 jun. 2009

Enfrentarse a los problemas


Rezó lo que supo, se santiguó, bebió algo de agua pues la boca la tenia seca y con paso firme y decidido marchó hacia delante, causando un gran efecto entre los allí presentes, los cuales celebraron en un primer momento esa decisión para posteriormente callarse y poder observar como se iba a enfrentar a semejante problema. Silencio absoluto. Angustia compartida. Rodillas en la arena, soledad entre la multitud, concentración máxima, solamente escuchaba un ritmo marcado por la contracción de su corazón, ese ritmo iba en aumento a medida que pasaba el tiempo, un tiempo que pasaba despacio esperando que se abriera la puerta. Pulso con su mente, una parte le invitaba a salir corriendo, otra a mantenerse allí clavado y crear algo sublime. La decisión estaba tomada, lleno sus pulmones con una bocanada de aire y lo expulsó lentamente mientras asentía para autoconvencerse de lo que iba a hacer. Se abrió la puerta, y entre la oscuridad apareció dirigiéndose hacia él con una increíble rapidez, pero antes del encontronazo, en su imaginación ya se dibujaba como iba a escapar de esa situación, y con una gran sensibilidad creó arte.

4 jun. 2009

Procesión del Cristo de los Gaditanos.



Para algunos, ese barco era un manicomio. Muchos de los allí presente eran unos auténticos locos aventureros. Se dice de los locos que son los renglones torcidos de cuando Dios aprendió a escribir, si los pobres locos son sus “faltas de autografía”, sinceramente, ese barco era un sms de una quinceañera sacada del barrio la Viña.
Cuando se juntas unos pocos de individuos de estas características, normalmente tienden a ser camaleónicos, es decir, ellos van a seguir conservando su propia naturaleza de alterado, pero van a adoptar conductas nuevas, desconocidas para el individuo original que son aportadas por otro de los allí presente.
Es decir, si alguien tiene tendencia a mantear continuamente a la gente, eso es intrínseco de esa persona, pero si ve a otro que empuja a damiselas por la borda, lo acoge con toda su buena intención, “camaleonicamente” y acaba haciendo una obra de arte hibrida, manteando a una damisela y echándola por la borda.

A partir de esta premisa, fuera cual fuera la idea de alguno de los allí reunidos, se llevaría a cabo, sin importar la repercusión social, económica o carcelaria.
Todas estas reflexiones quedan reflejadas con la procesión. Hace poco conseguí poder ver el video completo, y no podía ni imaginarme que media hora diera para tanto. Se podría incluso escribir una tesis sobre el comportamiento humano visualizando esa cinta. Si la idea original nace de la mente perturbada de I.A., el cual, necesita urgentemente un TAC cerebral con la correspondiente medicación podemos hacernos una idea de lo que ocurriría.

Sinceramente, la idea original, era algo descabellada. Entonces dicha idea fue maquillada, y el resultado fue impresionante. Una vez acabada la cena, y con todo el barco reunido en el recibidor para ver alguna exposición, seria el momento clave de salir de un ascensor con una hamaca robada de la piscina, montar al pequeño J.L. en lo alto, y con un capataz, tres personas tocando los bombos, uno la corneta (gran caja torácica, si señor), y todos los demás de cargadores armar un gran jolgorio.
Nada mas salir del ascensor, se acercaron 20 señoras entradas en edad vestidas de moras, las cuales pretendían mantearnos o algo peor (soy de los que piensan que iban con pensamientos carnales), pero se quedaron impactadas con la procesión y se unieron de penitencia. La gente allí reunida no se lo creía, nos hacían fotos, paraban la música en directo para cantarnos pasodobles, bailaban, nos cantaban saetas típicas de su tierra, pretendían tocar al santo pues eso era sinónimo de buena suerte, entre palmas, gritos y vítores, se podía ver incluso una anciana en silla de ruedas detrás en penitencia. La felicidad se apodero del barco.

Todo eso me lleva a la reflexión de que aunque pareciera muy absurdo, a más de una persona alegramos la noche, y en esta vida, siempre hay que causar algún tipo de sensación, ya sea odio o felicidad, pero arrancar un sentimiento a otro semejante es algo muy gratificante. La indiferencia que podría haber causado la procesión hubiera significado una derrota del conjunto de mentes enajenadas allí presentes. Una acción causa una reacción, y todo ello repercute en alguien, la sonrisa de los allí presente.

2 jun. 2009

Ley de Vida



En un piso conocido popularmente como “El picadero” situado en el famoso “Pópulo gaditano”, me ocurrió recientemente una de las cosas mas extrañas de mi existencia y de las que extraigo una gran lección de la vida misma.
Haciendo la maleta para mudarme a mi pueblo, sonó el timbre del piso, y como no esperaba a nadie, yo seguía con mis cosas. Pasado cinco minutos volvió a sonar el timbre, y me dio por asomarme al balcón para poder visualizar de quien se trataba y si era importante.
Al asomarme y ver que no conocía a ninguna de las tres personas que estaban llamando, me volví a meter a dentro para seguir con mis tareas.
Otra vez el timbre, entonces metí un vocinazo por la ventana y dije que ¡quien era!, y que yo no esperaba a nadie. A lo que me contestaron: Abra inmediatamente.
J.L. Contestó: Se puede saber de quien se trata. Y se escuchó un rotundo y efectivo: Policía Secreta.

La cara cambio totalmente de color, y me dirigí rápidamente a abrir la puerta, al lado del timbre tengo un espejo, y me vi con unas pintas horrorosas, parecía un preso recién escapado de alcatraz, con la cara de haber estado estudiando toda la semana y con ganas de llegar a mi casa para meterme entre pecho y espalda un puchero de mi abuela y así recuperar fuerzas para los próximos días. Con la maleta en mitad del salón, daba la sensación de que estaba intentando escapar para no volver nunca jamás, así que tenia que ingeniármelas para que la supuesta policía secreta no se colara dentro de mi casa.

Cuando subieron las escaleras, les pedí desde una verja, que me enseñaran la placa, pues cabía la posibilidad de que se trataran de tres ladrones violadores, especializados en el robo de casas de estudiantes indefensos y solitarios y fueran a darme coba con una placa del millonario. Parecía ser que eran policías de verdad. Los tres me empezaron a preguntar cosas acerca de mi agenda semanal. Y yo si entender que ocurría e invadido por una gran curiosidad, les pregunté que si me podían explicar que estaba pasando.

Gracias a una de las cotillas de mis vecinas, la cual había jurado y perjurado, que yo era el único testigo con vida de un robo por parte de una banda de albanocosobares del bar de abajo de mi piso vinieron a tomarme declaración de dicho robo, el cual había sido la madrugada anterior. Entonces desvele el gran misterio, contestando:
“Señores agentes, yo por la noche tengo un sueño muy profundo y me es imposible levantarme con nada, pregunten al vecino de al lado, que tiene el sueño muy ligero y es lo bastante cotilla como para asomarse a un balcón de madrugada”

No volví a saber nada más de mi vecino ni de los agentes, ni del robo del bar.

Moraleja: La capacidad de invención, es proporcional a las posibilidades de éxito. Cuanto mas creíble y extravagante sea la mentira que cuentas mas posibilidades tendrás de salirte con la tuya. Posiblemente seria yo quien estuviese asomado al balcón, pero por ahorrarme un juicio, declaraciones, y posibles represarías de los albanocosobares sin tener siquiera conciencia de aquel momento puntual del robo, pues opte por lo mas sencillo, echarle la culpa a otro e irme a mi casa a disfrutar de la comida de mi abuela.

26 may. 2009

¡Pin, pan, pun, subimos en Irún!


¡Que alteración!

Estamos en segunda de nuevo, la categoría que el Cádiz se merece como mínimo. El gol de Toedli en el partido de ida fue más que suficiente. En un partido épico en Irún (Mas por las condiciones meteorológicas que por la calidad del juego visto) el Cádiz consiguió el esperado ascenso.
Unas 10.000 personas vibraron con dicho ascenso en el estadio Carranza, con unas pantallas “Gigantes”, donde cinco minutos antes de que acabara el partido, hubo una invasión del terreno de juego. Apoteósico.

Una vez salimos del estadio y habiéndonos hecho una foto con el famoso chirigotero “el Selu”, perseguimos y acorralamos a una periodista excesivamente novata. La cual, muy inocentemente, con un papelito en la mano, una gota de sudor por la frente y temblando, cogió el micro y pregunto: ¿Cómo vais a celebrar este ascenso? Lo cual fue respondido por el pequeño J.L. con un: ¡¡¡Manteándote!!! Seguidamente la periodista apareció volando, siendo manteada por las 30 personas allí reunidas. Todo esto fue recogido por las cámaras de Onda Cádiz y dicho manteo fue retransmitido en el día de ayer por la cadena gaditana.

La Avenida de Cádiz era una marea amarilla, estaba invadida por gente vestida con sus camisetas, bufandas y banderas. Los coches que por allí pasaban eran rodeados en cada semáforo rojo por una decena de seguidores y ellos contestaban tocando el claxon. El autobús descapotable de los aficionados iba y venia en busca de gente. Todos dirigiéndose hacia un mismo lugar: Puertas de Tierra. En los últimos años ya es tradición, pues con 3 ascensos en tan poco tiempo, la gente ya sabia hacia donde ir.

“Por todo lo alto”, es así como lo celebramos, nada mas llegar a la fuente de Puerta Tierra, nos dio un cortocircuito neuronal a unos cuantos de los allí reunidos, y nos subimos a una de las torres de los santos teniendo una visión panorámica de todo lo que allí ocurría. El primero, yo, con una bandera que no deje de hondearla en las 2 horas que estuve allí subido. Desde arriba pude disfrutar de una imagen aérea que se quedara en mis retinas para toda la vida. Rojo, de las bengalas encendidas por los brigadas, gente llegando por la avenida, la fuente llena de alteraos de la vida dándose un bañito, uno vestido con un traje de neopreno haciendo surf, un viejo tocando un tambor y entre ellos mis colegas, siguiéndolo con cada canción que entonaba, un balón gigantesco dando botes, un tipo afeitándose el bigote (Seguramente alguien se estaría cobrando algún tipo de apuesta), niños, padres y abuelos juntos, uno con un megáfono diciendo tonterías, manteos a diestro y siniestro, y una canción que pasara a la historia: ¡Pin, pan, pun, subimos en Irún!.
Gran sorpresa que me lleve al día siguiente, pues todos los diarios se hacían eco de la escalada a la torre (alguno dedicándole una portada), las teles recogían el momento de la ondeada de la bandera con toda mi cara de satisfacción allí arriba, periódicos digitales con dicha foto, videos donde se ve nuestra enajenación mental subidos a youtube por gente de a pie y finalmente, el video del manteo a la periodista, el cual, si alguien tiene la generosidad de conseguirlo que se ponga en contacto conmigo.
Sintiéndome participe de esta celebración, le doy las gracias al Cádiz, por estos momentos y poder disfrutarlos con Ricardo, Roquette, Alberto, Juanjo, Marta, Pedro, Nana, Irene, Chulian, Josete, Miguel, Antonia, Paqui, Galindo y a los dos que me acompañaron en esta escalada, Barrios y Laza, los cuales fueron capaces de fluir en mi locura y treparon sin pensarlo.
Felicidad, Cadismo y Amor.

18 may. 2009

Primer Partido por el Ascenso


Recién llegado vengo del partido, y voy a intentar reflejar la crónica del primer partido de los campeones de segunda B, el Cádiz C.F. y el Real Irún. Jugándose en Cádiz este primer partido, con un ambiente apoteósico, los aledaños del estadio estaban a reventar un par de horas antes incluso del comienzo del mismo. La llegada del autobús con los jugadores cadistas estaba arropada por miles de seguidores, donde tuve el privilegio de verlo subido a una columna de la misma puerta donde irían entrando uno a uno cada uno de ellos, gorro de flores incluido, dándole gritos de ánimos a estos futbolistas. Una vez entraron los jugadores me di cuenta que la entrada para ver el partido estaba en mi casa y tuve que volver a por ella a toda ostia. El estadio estaba rozando la totalidad del aforo y todos los hinchas del submarino tenían banderas, aplaudidores y bufandas, dando un colorido amarillo al Carranza digno de partido de Champions. Aportando mi granito de arena, lleve como 4 quilos de chuletas de un examen del día anterior, que fui recogiendo en una bolsa entre los alumnos de medicina. Volaron por preferencia, con algún que otro incidente pues mas de una estaban con clips y fueron a parar al paisano de enfrente que recibió un chuletazo en toda la coronilla.
El resultado, lo de menos, fue de 1-0 a favor del Cádiz con gol de Mariano Toedli de jugada ensayada, pero hay que volver a resaltar el ambiente infernal que se encontró el Irún, y el árbitro por supuesto, que cedió a tal presión repartiendo tarjetas a diestro y siniestro y expulsando hasta a dos jugadores del equipo vasco.
La vuelta será en tierras del norte, sin tanto apoyo físico de los seguidores gaditanos, pero eso será otra historia, pues seguramente, el Carranza, se llene para ver un partido, sin los dos equipos en el terreno de juego, seguido a través de una pantalla gigante, intentando transmitir desde Cádiz todo nuestro apoyo a un equipo que merece estar en segunda división.

Nenad Mirosavljevic


Nenad Mirosavljevic
En un Club como el Cádiz Club de Fútbol, donde han pasado un gran numero de jugadores que han sido reubatizados por la familia cadista, como el defensa Carmelo, al que llamaban “el Beckenbauer de la Bahía”, el mediocentro Jorge Alberto González Barillas, mas conocido como “Mágico González”, o mas recientemente Kamil Kossowsky, “Kosky” para los amigos. Os voy a contar la historia de un futbolista croata en Cádiz.
Un verano del 2004, con el Cádiz en segunda, se hizo oficial el fichaje de un delantero alto y definido por la secretaria técnica del club como un autentico matador del área, se trataba de Nenad Mirosavljevic, cuyo nombre, como podéis comprobar es bastante difícil de escribir (y de pronunciar), por eso en Cádiz se le bautizo cariñosamente como “Mortadelo”
(Aceptado por el propio jugador: http://www.as.com/futbol/articulo/mirosavljevic-nos-vamos-primera-goles/daiftb/20050517dasdaiftb_39/Tes)

Sus números (9 goles en sus dos temporadas en segunda) Lo dicen todo, no era tan bueno como nos lo habían vendido, pero sin en cambio, se gano el cariño de los gaditanos por su humildad y simpatía. Recuerdo un día en la playa, blanco cual croata de nacimiento, con su mujer y su hijo, firmando autógrafos a la chavalería con una grandísima paciencia y siempre con una sonrisa.
Pero la “Mortadelomanía” tuvo su boom en un partido en Carranza, con el estadio lleno, a las doce de la mañana, el Cádiz metido en plena lucha por el ascenso a Primera división, fuimos a verlo un grupillo de amigos, cuando, en el minuto 60, salio al terreno de juego el bueno de Nenad.
Nada mas salir al campo, tuvo un mano a mano con el portero que mando al poste, con el consecuente murmullo en la grada (Y alguna que otra risa). El Cádiz ganaba 3-1 pero realmente era un resultado engañoso, pues el Valladolid estaba apretando bastante.
Entonces, llego, el Hat Trick, tres goles de Mortadelo, con la grada entregada y en éxtasis, un 6-1 en el marcador, cada balón que tocaba acababa dentro de las redes, un autentico Killer, que marco los goles en la portería de fondo norte, que por aquel entonces era la de mas aforo, y tenia a todo el publico totalmente entregado a sus pies. En canal Plus los comentaristas llegaron a decir: “A Mortadelo se le ha ido la olla”.
Entrevistas, reportajes, todo el mundo se preguntaba por aquel delantero alargado que había marcado esos tres goles. En una de las entrevistas, llego a afirmar que con sus goles, el Cádiz subiría a primera.
Y precisamente ese año subió.
Esto puede ser de lo mas destacado de Nenad en la historia del Cádiz, pues en primera metió tres goles (uno de ellos al Barcelona en Carranza) y con el descenso del Cádiz a segunda ese mismo año, tuvo que dejar la ficha de extracomunitario y fichar por el Partizan de Belgrado.

Os adjunto una nota de prensa del Cadiz CF, donde pedían que dejaran de llamar a Nenad por su mote. http://web.cadizcf.com/News/Temporada/132/Noticia/2377
En el programa desaparecido de Cuatro llamado Maracaná, le daban bastante caña.

Donde quieras que este, buena suerte.