28 sept. 2009

Sueño de una noche de verano


Día caluroso de verano, menos mal que la familia se refugiaba de este asfixiante calor en una piscina propiedad de una pareja amiga, los sudores que me recorren el cuerpo son combatidos con una cerveza fresquita recién cogida de la nevera, mientras me dirijo hacia mi hamaca, sonrío al ver a mi hijo corretear por el borde de la piscina, solo tiene tres años pero posee una tremenda vitalidad.

Me dispongo a echarme una siesta en la sombra, no sin antes comentar con mi amigo los titulares de la prensa, ultimo sorbo a la cerveza, y vuelvo a visualizar a mi hijo. Pero algo pasaba, pues no lo vi donde lo había visto anteriormente y rápidamente un terror escalofriante recorrió mi cuerpo, este terror hizo que me levantara, y pude ver una mano que poco a poco se hundía en el fondo de la piscina, intentando pedir auxilio en unos últimos coletazos.
Salí corriendo, pantalón y camiseta, reloj y gafas, con todo el equipo puesto, inspire una bocanada de aire y me lance a la piscina, ante las miradas de asombro de los allí reunidos, y mientras buceaba, allí lo vi luchando por intentar salir a la superficie pero sin saber como hacerlo y poco a poco sumergiéndose, perdiendo el poco oxigeno que le queda en los pulmones.

Lo agarre, y nade hacia arriba, y con el niño entre los brazos, y ya en la superficie abrí los ojos mientras cogía aire y otra vez ese asfixiante calor me recorría el cuerpo, pero esta vez, el escenario era bien distinto, en una cama, mi mujer me intentaba tranquilizar, pues todo había sido una pesadilla, la cual, se repetía cada noche, desde el momento que paso ese terrible suceso.

16 comentarios:

  1. Un gran relato; escalofriante. Todos pasamos mucho miedo cuando hay niños y una piscina.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Bueno he querido realizar otro tipo de registro en mis relatos. Corto, intenso y con un final inesperado. Un saludo y gracias por el comentario!!!

    ResponderEliminar
  3. J.L (Uhm...bonitas iniciales, jaja como verás hoy no se me ha olvidado)
    Al principio me he dicho: pero este chico tiene hijos? Luego he pensado un sólo un relato,como dice el título: sueño de una noche de verano.
    Yo no sé nadar bien, una vez me inscribí para aprender e hice lo que pude, pero la verdad es que no puedo decir que haya aprendido mucho, pues donde lo hacía el agua no me cubría. Las demás personas tenían miedo al llegar al centro,pero a mí eso no me sucedía. La verdad es que nunca he querido probar a ver que se siente, cuando no puedes tocar el suelo, pues me digo: y si me ahogo!

    un saludo y me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  4. Hola Yo!!! (Dejaste tu firma especial jaja) Pues hombre, todavia no tengo hijos, y este texto es una mezcla de realidad con ficción, como he dicho por ahi, queria desmarcarme un poco de los relatos autobiograficos, probarme y ver si era capaz. Me anima que me digas que te gusta!
    Y mis experiencias con las piscinas, mejor ni te las cuento, pues en mi barrio eran un poquito guarros y estoy traumatizado por culpa de una compresa pueblerina.

    ResponderEliminar
  5. pepooote!!!!!!!!!!
    jajajjaa q casi te me ahogas!!!
    (y si, menos mal q todavia no tienes vástagos por ahi sueltos...)
    besicos!

    ResponderEliminar
  6. Un JL que continue con la saga de mis batallitas seria lo suyo jajaja

    ResponderEliminar
  7. seluiii!!!aqui una que desde sevilla te sigue!=)
    buena historia,saliendote de lo que nos tienes acostumbrados pero bien....
    lo de las piscinas y los ahogamientos me da musho miedo!
    cuando tenga mis niños de pequeños o se bañan conmigo o na de na!(y por supuesto despues de guardar la digestion)
    nos vemos pronto, un besito!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, esta bien hacer cosillas nuevas! (Me refiero a la hora de escribir jajaja)
    No hay que irse a tushijos, cosas mas cercanas, como cuando cuidas a los castores:P
    Un beso, y gracias por el comentario

    ResponderEliminar
  9. se está hablando mucho aquí de hijos.....xD

    pD: mola la historia pa ser la primera, pio!

    ResponderEliminar
  10. Que te guista dar por saco! jajajajaja Gracias rixi, cortita, espero que el roquetsss se anime a leerla por lo menos. Y esperate a los niños, que todavia queda mucho por recorrer

    ResponderEliminar
  11. Yo, cuando era como JL, casi me ahogo... Me tiró una ola en la gran playa y no pude ponerme de pie. Dos chicos mayores me sacaron... A dios gracias, ¡qué mal lo pasé!

    Escalofriante relato, desde luego...

    ResponderEliminar
  12. La muerte por ahogamiento es realmente jodida!
    Cuando leo el relato hace que respire profundamente una bocanada de aire pues me resulta incluso incomodo

    ResponderEliminar
  13. me ahogobiao namas leer lo del niño ahogandose
    mola piojete!
    q sepas q la he leido en mi rato libre d la uni, y voy ha darte ha conocer por aqiii jajaja
    seguidora dsd jeresito!
    alita

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias alita!!!!!!! Espero que estos primeros dias en la universidad te esten gustando y ya sabes q puedes pedirnos lo que quieras! Gracias por expandir mi blog por tierras jerezanas! Y pronto volvere con mas trastadas!!! Un besito!

    ResponderEliminar
  15. Menos trastadas y más estudios, jaja (J.L.bonitas iniciales)

    ResponderEliminar
  16. jajajajaja Todavia ni he empezado las clases! Estoy viviendo un verano demasiado largo!!! Un saludo YO!(K)!

    ResponderEliminar