30 may. 2011

El Erasmus corrompe al ser humano



El Erasmus corrompe al ser humano. El ejemplo por excelencia para que quede clara la afirmación del comienzo, es un hombre cuyos valores personales eran incorruptibles.

Cuando lo conocí me avisaron de su naturaleza humana: Bueno, inocente, bondadoso, honesto, al que podríamos calificar como el típico “cachito de pan”.
Y precisamente cuando le conocí, en esa misma noche, rompiendo todos los esquemas de los allí presentes se animo a darle un pico a una catalana (Pinchen para ver blog), que también esta de Erasmus. Dicho pico hizo que estuviera inmerso en los primeros días del Erasmus en un lio amoroso y fruto de esas dudas sentimentales acabo borracho bajo una tempestad, y fui yo el que acabe inmerso, pero bajo un aguacero de lluvia Udinesca mientras con V.G. lo llevábamos a su casa a cambiarle de ropa y ponerle el pijamita de rigor. Esa lluvia le cambio la vida, como un bautizo con agua bendita, pero agua que venía desde el mismísimo Satanás.

Viajar, llorar de risa, saltarse clases, ligar con españolas, ligar con extranjeras (Gracias a ser un rompecorazones de otras nacionalidades adquirió el cargo de ministro de Exteriores), tomar prestadas miles y millones de cosas, se ha hecho pasar por jugador del Udinese, copiar en exámenes, ser gogo, ponerse un tanga rojo, montar una granja con gallinas en el balcón de su casa, oler pelos ajenos, emborracharse, dormir a la cucharita, ser manteado, hasta raparse única y exclusivamente una zona de su cabeza instaurando la moda del peinado “Al trasquilón”, cosas que nunca pensó que haría a lo largo de su vida y ha realizado en su Erasmus.

Según las personas que nos rodean tendremos una forma de ser u otra, el carácter es configurado desde nuestra infancia por nuestros progenitores, luego los amigos de la escuela, profesores, para finalmente tener una personalidad madura fruto de esas relaciones humanas. Dime con quién andas y te diré como eres. Y al final la manzana acabo podrida en este barril que es la ciudad de Udine.

Una acción causa una reacción, y todo ello repercute en alguien, la acción de cogerse una plaza en Udine, ha tenido la reacción de convertir a este hombre en alguien con la mente enferma. Pues si estas rodeado de mentes perturbadas, serás como ellos, lo que no podíamos imaginarnos ninguno de nosotros, que sería el más loco de todos.

16 comentarios:

  1. me encanta el tablooon jaja!! eseeeee J.M

    ResponderEliminar
  2. J.M. es unico en su especie!!!!

    ResponderEliminar
  3. Jajajajajaa he tardado 10 min. en terminar de leerlo por releer párrafos!! Pisha, ninguno como tu plasma tan bien la esencia, que arte!!! Encantao (y afortunao)de haber caído en este gran barril de manzanas podridas donde todos aportamos nuestro granito. :D. y lo q nos queda..

    J.M.

    ResponderEliminar
  4. El protagonista de esta historia hace aparición dejando una aportación en el blog. Me alegro que te haya gustado, pero el honor de escribir sobre alguien tan grande como tú, es mio.
    Un abrazo manzanote!!

    ResponderEliminar
  5. J.M. es el ejemplo a seguir de como debe corromperte y los pasos que debes de seguir en un erasmus...eres muy grande!
    Siempre nos quedara....MANUELA! xD

    C.T.

    ResponderEliminar
  6. C.T. Gracias por el comentario y por animarme a volver a escribir :)

    ResponderEliminar
  7. cómo le cambia ele rasmus a la gente, lo difícil será el regreso a españa! jajaja

    ResponderEliminar
  8. Pues yo no me termino de creer que este personaje fuese tan buenazo e inocente como lo pintas. Yo creo que está recién salido de un psiquiátrico, y lo han soltado aquí a ver qué pasa. Es un loco como pocos he visto.

    Y no es que se hiciese pasar por jugador del Udinese...es que poco más y los jugadores del Udinese intentan hacerse pasar por él. Di Natale se quedó con las ganas de pedirle un autógrafo.

    Saludos cordiales de un anónimo.

    ResponderEliminar
  9. Para Javi Marcos: El sindrome post-erasmus de este chico sera digno de estudio, como sus aventuras aqui

    ResponderEliminar
  10. Querido Anonimo...
    No quisiera jugar a ser un adivino de quien ha podido escribir esto.
    Decirte, que esa teoría la contemplaba e incluso me intente documentar en búsqueda de su carnet de socio de algún hospital mental. No puede ser tan fuerte el cambio, no puedo creer que alguien pueda corromperse de esa manera. Quiero creer, que tiene una tara de antemano.
    Un saludo Anonimo! Gracias por el comentario!!!

    ResponderEliminar
  11. Gracias C.T. tú si q eres grande!! yo tb hecho de menos a M.
    El sindrome post erasmus no se como lo voy a superar, habrá q seguir otro año de erasmus jajajja.
    Por cierto todavia pensais que a V.G. le conozco de la universidad...jaja compañero de celda.

    ResponderEliminar
  12. Me da miedo pensar de donde habéis podido salir vosotros dos. Sois tal para cual, y eso solo se consigue tras compartir mucho tiempo juntos, ya sea en una biblioteca o la mas que probable consulta de algún psiquiatra.
    Suerte con vuestras pastillitas rosas en España, porque aqui se os han acabado y por eso actuáis asi!!!

    ResponderEliminar
  13. Pensaba que ya habia comentado esta entrada, pero parece ser que no. He de decir que si en algun momento pre-erasmus me hubiesen dicho que J.M. iba a cambiar durante el transcurso de este, me lo hubiese creido, lo que no hubiese nunca podido pensar es que llegase a ser una metamorfosis como la sucedida!
    He de decir que me siento un privilegiado de haber podido compartir (y seguir compartiendo) tantas anecdotas que me han ocurrido con este hombre. Cuando el año que viene estemos en nuestra terapia semanal...nos acordaremos de esto.

    V.G.

    ResponderEliminar
  14. Gran comentario V.G.
    Le tengo preparadas algunas sorpresas en el blog. Pero todo a su debido tiempo (Decir, que su archienemigo le ha nombrado en una gran entrevista que le realice ayer).
    Eso si que te va a provocar un shock y no tus aventuras nocturnas con J.M. (Que tambien son enormes) Un abrazo

    ResponderEliminar