6 jun. 2011

El Cristo de los Erasmus



Para un Erasmus, todos los días son únicos y extraordinarios. Vuelvo a dejar constancia que en esta ciudad fantasma que es Udine se han juntado la mayor panda de locos universitarios de la historia europea y mundial por el periodo de un año.
Lo que nadie sabe, que cuando juntas a muchos locos en un sitio, es que tienden a intercambiar manías, ideas, trastornos y taras, y acaban todos contagiados de sus compañeros (Lo que ocurriría en un centro psiquiátrico sin control y aquí lo más parecido a un controlador es la coordinadora Erasmus y realmente no tiene mucho sobre nosotros).
Por extraño que parezca, si a uno le da por pintarse la uña del dedo meñique de la mano de rosa fosforito, todos se la pintan, si a uno le da por olerle el pelo a la que pasa cerca suya, todos se lo huelen, y si uno en plena concentración Erasmus pide ayuda para llevar un colchón de una casa a otra, lo más normal es que ocurran dos cosas:

1) La absoluta indiferencia al que solicita ayuda, tomando como actitud lo más común para el pueblo español: Uno trabajando y lo demás mirando.
2) Organizar una procesión.
Por extraño que suene, la segunda opción fue la elegida. El traslado de colchones entre dos casas se puede hacer de dos maneras, de un modo simple sin más, o por qué no, sacando en procesión por las calles de Udine al Cristo de los Erasmus. Dio la casualidad, que los astros se alinearon y precisamente era San Erasmo cuando se hizo semejante locura.



Todos los allí presente aportamos algo para que ese día saliera perfecto, pues suponía una gran responsabilidad representar a tantos y tantos Erasmus, que están fuera de sus casas, sacando de procesión al Cristo en forma de homenaje. Algo que nos tomamos con la seriedad que se merece.
La liturgia comenzaba en la casa de la más pura y casta de las Erasmus hasta el momento (Nótese la ironía de las palabras), en ese templo se procedió a la preparación de todo.

Teníamos un capataz (El gran P.M., del cual hablaremos más adelante en el blog), que se encargaba de dirigir a los cargadores del somier por las calles de Udine, al ritmo de su martillo y de su voz. Incluso se animo a cantar una saeta.
Dichos cargadores, devotos sufridores en silencio, tenían la procesión por dentro y le ponían un gran sentimiento al paso.
Las mujeres de mantilla y con velas lloraban desconsoladas. Y K.P. daba alguna que otra voz jaleando y dando vítores por nuestro amado Cristo. Este, tenía los elementos representativos de un Erasmus, un preservativo y una copa de vino. A lo largo de todo el recorrido, L.C. se encargaba de que los cargadores tuvieran un trancio de pizza y una copa de vino, donado por los distintos comercios italianos. Todo esto por supuesto que gratis, ya que iban invadiendo los locales que se encontraban a su paso en busca de ofrendas al Cristo de los Erasmus.
También se invadió la biblioteca donde solemos estudiar (Para asombro de los presentes) en la búsqueda de una suerte necesaria para los exámenes venideros.


Mientras los vecinos de Udine se asomaban a la ventana para hacer fotos, los coches se paraban en mitad de la carretera para contemplar este acontecimiento y los dueños de restaurantes y bares tocaban al Cristo para que sus negocios prosperaran, me llego en forma de inspiración una reflexión aunque pareciera absurdo, a más de una persona le alegramos la noche, y en esta vida y sociedad que nos ha tocado vivir, esto es muy complicado. Fue gratificante sacar al Cristo por las calles. Fue gratificante ver, que todos los que nos cruzábamos nos respondían con una sonrisa. Fue muy gratificante vivir esta locura con mis amigos del Erasmus.

PD: Todo el recorrido quedo recogido por una estudiante de periodismo, la cual he mencionado alguna que otra vez, aquí tenéis su blog: http://frombarcelonatoudine.wordpress.com/

30 comentarios:

  1. Que grande! Aún no lo había visto. Una pena no haber estado ahí. Espero que hagamos algo memorable antes de que esto se acabe! I.E.

    Por si no se entiende quien soy... Ai va la ossstia!

    ResponderEliminar
  2. Hay que mencionar que al día siguiente nevó, después de sacar a nuestro querido Cristo :)

    ResponderEliminar
  3. que otoño más bonito pasamos. el invierno en udine era duro, con el frío, la lluvia y con eso de que se hacía de noche a las cuatro de la tarde, pero juntos lo pasamos todos genial! (y ahora me doy cuenta que el verano es peor que el invierno, y no x temas climatológicos)
    san erasmo, 25 de noviembre. todavía me acuerdo, y creo que, en años venideros, siempre me acordaré, cuando viva un 25 de noviembre, que es san erasmo y recordaré esa procesión.

    recuerden recuerden el 25 de noviembre, trancios, vino y colchón.

    con cariño, una catalana que ahora puede decir que es casta y pura sin caer en la ironía :)

    ResponderEliminar
  4. Que gran noche!! aun recuerdo cuando nos reunimos todos en casa de J.S. para emprender nuestro camino hacia la procesion y para cojer fuerzas le dimos algun que otro trago a una petaquita con ese licor que nos ha alegrado el erasmus con sus lagunas mentales, ese jamaican club.

    VIVA EL CRISTO DE LOS ERASMUS!!!!!

    V.G.

    ResponderEliminar
  5. Para el primer anónimo (Que no es tan anónimo, después de su coletilla jajajaja):

    Espero, que antes de que el Erasmus termine, podamos hacer unos San Fermines por las calles de Udine en un carrito de la compra.
    Lanzo el desafio

    ResponderEliminar
  6. Para cordobita:

    Mientras estudiaba esta mañana (Y sin ver tu comentario) me acorde, que gracias al Cristo de los Erasmus, nevó por primera vez en nuestra ciudad: UN AUTENTICO MILAGRO!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Para R.M.

    Ni que decir tiene, que estaba manteniendo tu anonimato, pero tu sola te has descubierto.
    Realmente, antes era algo espectacular, el frió nos unía. Ahora los exámenes... pues nos unen en bibliotecas y solo nos queda el recuerdo de las locuras que hemos realizado juntos.

    Y sin lugar a dudas, me quedo con el comentario de Rita en tu blog. ENORME.

    ResponderEliminar
  8. Por supuesto V.G. esto tuvo un comienzo, y fue en la casa de la Administrazione. Rulando esa petaca del Cádiz C.F. (Y algunos con vino caliente).
    Pero creo, que no hace falta beber para cometer este tipo de locuras, sinceramente nuestras mentes están lo bastante trastocadas (Aunque siempre viene bien un empujoncito).
    Se agradece el comentario de los cuatro!! Muchas gracias!! Me anima a seguir escribiendo!

    ResponderEliminar
  9. Nunca olvidaré SAN ERASMO, que grandes!
    Y sobre todo, lo que nunca olvidaré es la saeta de P.M. Hoy es el día que la veo y se me saltan las lagrimas, no se si de la emoción o de la risa.

    C.T.

    ResponderEliminar
  10. Para C.T.

    Tienes en posesión ese documento gráfico, donde el gran P.M. canta una saeta. Posiblemente gracias a esos gallos, se produjera el milagro de la nieve que se cita arriba, pues al descender la temperatura la lluvia se hizo hielo... todos los milagros tienen explicación científica.

    Algún día, esos vídeos, saldrán a la luz....

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Modo filósofo bohemio: ON

    Querido padrino, la vida se compone de momentos, de instantes en los que el tiempo (siempre relativo) se detiene, para que ni el pasar de los segundos enturbie la felicidad que inunda los corazones de los que lo viven. Son instantes que no se olvidan, que se ganan solos el permanecer en la biblioteca de la memoria. Yo tuve el honor y el placer de portar al Cristo, de sentir como la religiosidad erasmística se colaba por mis poros, de la algarabía a la pasión, de la locura al recuerdo para siempre.

    Una de las grandes cosas que me has (inconscientemente) enseñado, es a no dejar que estos momentos se me escapen, como a veces me ocurría. Por ello gracias, porque aún cuando a veces me pides que de mis opiniones, eres tú el auténtico maestro de la vida.

    Modo filósofo bohemio: OFF

    Un abrazo, picha!

    ResponderEliminar
  13. Después de un poco de relajación tras examenes, te escribo tu comentario respectivo a este post.
    Muy grande todo lo acontecido ese dia, me hizo revivir por un dia en Udine una de las cosas que mas me gustan y este año por estar en Italia me he perdido la Semana Santa. Obviamente una de las fotos que preside mi cuarto es esa reunion pre-cristo de los erasmus en la que salimos todos los participantes de esta macabra idea, que parece que ya se empieza a convertir en tradicion (es tu segunda salida procesional).
    Un abrazo y un saludo desde Cádiz!!
    J.R.

    ResponderEliminar
  14. Para el pibe de los astilleros (Nombre muy gaditano por cierto):

    Me encanta encontrarme con comentarios de tantísima calidad. Veo que te lo has trabajado y supongo que es, porque este momento significo mucho para ti y por lo tanto te han llegado las musas de la inspiración. Si algo hemos aprendido todos en este Erasmus, es que no hay nada imposible, y que toda locura mental que se te pase por la cabeza, eres capaz de alcanzarla y disfrutarla.
    Me alegra ver tu primer comentario en el blog ministro de exteriores, y por supuesto, me hago seguidor del tuyo. Un abrazo y gracias (Tanto por el comentario como por el contenido)

    ResponderEliminar
  15. Para el anestesista de J.R.:

    Tú en Cádiz disfrutando de la playa.
    Yo en Udine disfrutando de sus lluvias.
    Tú en Cádiz disfrutando de no hacer nada.
    Yo en Udine disfrutando de la preparación de mi regreso.
    Tú en Cádiz escribiendo en mi blog.
    Yo en Udine leyendo tus comentarios.
    Intentare no liartela mucho en tu cuarto durante tu ausencia jajajajaja

    ResponderEliminar
  16. Estoy depre! Malditos cerdos os quiero a todos y a todas y os echaré un montón de menos espero veros muchas veces!!!!! viva el crsito de los Erasmus!!

    ResponderEliminar
  17. me encanto esa oportunidad de dirigir un trono y mas el del cristo de los erasmuuss...... sea por el poder de este o por los gallos de mi saeta al día siguiente nevó y nos lo pasamos de lujo el salir de la casa de las canarias y el capo...acordaos esa batallas de nieveee......
    un saludo
    P.M

    ResponderEliminar
  18. He de reconocer que me sorprendio las dotes cantautoras del por entonces maestro de ceremonias P.M. Buenas risas y buena jornada posterior. Q vengan mas dias asi, de momento podemos organizar una carrera de canoas como siga diluviando.
    Un saludo

    J.M.

    ResponderEliminar
  19. Lo de P.M. con la canción es digno de estudio. Deberia de dejar la fisioterapia y dedicarse exclusivamente al mundo de la copla y la farandula
    Un saludo J.M.!!!

    ResponderEliminar
  20. creo que voy a dejar la carrera y a dedicarme a llevar la lluvia allá donde voy......!!
    P.M.

    ResponderEliminar
  21. Quillo P.M. tu no habrás cantado en la ducho algún tema de Kamela y tendrás montado esa lluvia por Udine no????
    Me das miedo...
    La próxima semana, te mereces que te publique tu entrevista. Espero que la difundas por tu pueblo...

    ResponderEliminar
  22. Pero el colchón llegó o no llegó jajaja

    ResponderEliminar
  23. El colchón llego sano y salvo, y no solo eso, sirvio para la reproducción de unos cuantos hommo erasmus

    Un abrazo Carlos!!

    ResponderEliminar
  24. Aunque lo haya leido unos dias mas tarde... Challenge accepted!

    I.E.

    ResponderEliminar
  25. Aju, vera tu la que me montas I.E.
    Aunque con lo que esta lloviendo, como mucho en vez de unos san fermines montas unas carreras de hidropedales!!!

    ResponderEliminar
  26. J.L (Uhmmmmmmmmmm!!! bonitas iniciales) una locura así sólo se les podía ocurrir a ti y a tus amigos.

    un beso!

    ResponderEliminar
  27. Cuanto tiempo YO!!!
    Pues si, una autentica locura!!!!! Pero fue un dia genial y maravilloso!!
    Un abrazo y gracias por el comentario!!

    ResponderEliminar
  28. De nada guapetón, ahora tengo menos tiempo,pero me voy pasando cuando puedo.

    un beso

    ResponderEliminar
  29. Lo se, lo se, pero no te preocupes. Se que me lees todo (Igual que yo a ti).
    Un beso!!!

    ResponderEliminar