26 may. 2009

¡Pin, pan, pun, subimos en Irún!


¡Que alteración!

Estamos en segunda de nuevo, la categoría que el Cádiz se merece como mínimo. El gol de Toedli en el partido de ida fue más que suficiente. En un partido épico en Irún (Mas por las condiciones meteorológicas que por la calidad del juego visto) el Cádiz consiguió el esperado ascenso.
Unas 10.000 personas vibraron con dicho ascenso en el estadio Carranza, con unas pantallas “Gigantes”, donde cinco minutos antes de que acabara el partido, hubo una invasión del terreno de juego. Apoteósico.

Una vez salimos del estadio y habiéndonos hecho una foto con el famoso chirigotero “el Selu”, perseguimos y acorralamos a una periodista excesivamente novata. La cual, muy inocentemente, con un papelito en la mano, una gota de sudor por la frente y temblando, cogió el micro y pregunto: ¿Cómo vais a celebrar este ascenso? Lo cual fue respondido por el pequeño J.L. con un: ¡¡¡Manteándote!!! Seguidamente la periodista apareció volando, siendo manteada por las 30 personas allí reunidas. Todo esto fue recogido por las cámaras de Onda Cádiz y dicho manteo fue retransmitido en el día de ayer por la cadena gaditana.

La Avenida de Cádiz era una marea amarilla, estaba invadida por gente vestida con sus camisetas, bufandas y banderas. Los coches que por allí pasaban eran rodeados en cada semáforo rojo por una decena de seguidores y ellos contestaban tocando el claxon. El autobús descapotable de los aficionados iba y venia en busca de gente. Todos dirigiéndose hacia un mismo lugar: Puertas de Tierra. En los últimos años ya es tradición, pues con 3 ascensos en tan poco tiempo, la gente ya sabia hacia donde ir.

“Por todo lo alto”, es así como lo celebramos, nada mas llegar a la fuente de Puerta Tierra, nos dio un cortocircuito neuronal a unos cuantos de los allí reunidos, y nos subimos a una de las torres de los santos teniendo una visión panorámica de todo lo que allí ocurría. El primero, yo, con una bandera que no deje de hondearla en las 2 horas que estuve allí subido. Desde arriba pude disfrutar de una imagen aérea que se quedara en mis retinas para toda la vida. Rojo, de las bengalas encendidas por los brigadas, gente llegando por la avenida, la fuente llena de alteraos de la vida dándose un bañito, uno vestido con un traje de neopreno haciendo surf, un viejo tocando un tambor y entre ellos mis colegas, siguiéndolo con cada canción que entonaba, un balón gigantesco dando botes, un tipo afeitándose el bigote (Seguramente alguien se estaría cobrando algún tipo de apuesta), niños, padres y abuelos juntos, uno con un megáfono diciendo tonterías, manteos a diestro y siniestro, y una canción que pasara a la historia: ¡Pin, pan, pun, subimos en Irún!.
Gran sorpresa que me lleve al día siguiente, pues todos los diarios se hacían eco de la escalada a la torre (alguno dedicándole una portada), las teles recogían el momento de la ondeada de la bandera con toda mi cara de satisfacción allí arriba, periódicos digitales con dicha foto, videos donde se ve nuestra enajenación mental subidos a youtube por gente de a pie y finalmente, el video del manteo a la periodista, el cual, si alguien tiene la generosidad de conseguirlo que se ponga en contacto conmigo.
Sintiéndome participe de esta celebración, le doy las gracias al Cádiz, por estos momentos y poder disfrutarlos con Ricardo, Roquette, Alberto, Juanjo, Marta, Pedro, Nana, Irene, Chulian, Josete, Miguel, Antonia, Paqui, Galindo y a los dos que me acompañaron en esta escalada, Barrios y Laza, los cuales fueron capaces de fluir en mi locura y treparon sin pensarlo.
Felicidad, Cadismo y Amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario