10 ene. 2009

El catequista Nacho



La historia que a continuación vamos a narrar, no es una cualquiera en la vida del personaje J.L, tengo la certeza, qué a través de ella, todos nosotros vamos a poder contemplar lo cruel que puede llegar a ser la vida, concretamente un grupo de chicos, los amigos del protagonista, con Nacho, un joven que por aquel entonces tenía puestas todas sus ilusiones en llegar a convertirse en profesor de su antiguo colegio.

Con éste nuevo capítulo, se reflejará la vida religiosa (ó al menos sus influencias), de J.L, y conoceremos su perfil malvado, él que aún hoy, no ha perdido y el cual todos sufrimos todavía, al igual que Nacho en su tiempo.

El escenario de ésta nueva aventura en la que nos embarcamos, es el colegio dónde José Luís había cursaba sus estudios. En él hay un grupo llamado “Senda”, extraescolar, dónde todos los chavales de la edad deben asistir y completar su formación religiosa. Las reuniones eran los viernes por la tarde, donde los chicos aprovechaban para extraer consecuencias sobre la vida.

Hasta aquí todo normal, en unos jóvenes de 15 años. Sin embargo uno de los días de reunión, irrumpió en la actividad normal de los chicos, un aspirante a profesor de dicho colegio, el famoso “NACHO”.

Para el grupo de amigos de J.L. todo iba sobre ruedas ese año, les habían puesto a dos catequistas jóvenes con los cuales hablaban sin pudor sobre fiestas, sexo ,drogas y demás temas que interesaban al grupo; hasta que apareció él, el nuevo catequista, al cual podríamos definirlo, como un individuo el cual todavía viviendo con sus padres, se dedicaba a ver el canal 47 por las noches y alquilar películas guarras de videoclubs, en su afán de descubrir como era el sexo, ya que todavía era casto y puro.

Animado por los jóvenes catequistas, tenían la misión de “liársela” cuando el hiciera acto de presencia. Menudo consejo.

Empezaremos por el final para que comprendáis mejor toda ésta historia:

…Apareció un día de invierno, trajeado, carpetita en mano, y un juego, que, según él, había estado organizando toda la semana. J.L y su pandilla, decidieron darle un voto de confianza, una oportunidad, y cayados atendieron durante el trascurso de la primera lección. ( Y no por iniciativa propia, sino porque le habían llamado la atención en continuas ocasiones anteriores).

Les repartió como diez papeles a cada uno, y se puso a escribir en la pizarra: “Unos seréis el grupo “Z” y otros el grupo “Y”. En ese momento, empezaron a gritar, reír, silbar, vociferar…; y descojonarse en vida, porque ATENCIÓN, la zeta estaba escrita al revés!!!!!

A partir de ese momento, el conjunto de cafres, a la cabeza J.L, que si recordamos el anterior capítulo, la cicatriz causada por un fatal golpe sobre su región frontal, le había causado una pérdida total del juicio y del raciocinio, unido al grupo de colegas al que se había unido y qué el nuevo catequista había acometido un gran error. Ésta cadena de acontecimientos, hizo que la guerra estallase. En ese instante, los folios sobrevolaron las cabezas de todos los que estaban en aquél lugar. Cada una de las nueve personas que allí estaban, hicieron una gigante bola y se la hicieron caer sobre el careto de aquél individuo. Nacho quedó paralizado, como una estatua, blanquecino, atónito,.. y por culpa de ésta reacción en él, el grupo de amigos más, y más jaleaban. Era una especie de feed-Back, que conforme más se aterrorizaba el responsable de éstos peculiares jóvenes, mayor número de gritos, bolazos e insultos recibía.

De repente el gran Nacho explotó, dejándose caer sobre su rostro, unas lagrimillas. Salió de la habitación corriendo dando por concluida la catequesis.

A la figura de J.L, jamás se le olvidará la imagen del popular “Nacho” llorando y gritando al mismo tiempo, maldiciendo a cada uno de los allí presentes, mientras todo el “bar” les miraban .Ellos decían: ”Nacho, estamos aquí para amarnos, como Jesús”, lo cuál conllevaba que él no cesara de llorar.

En el primer encuentro, cuando Nacho se presentó, tenía una lista con cada uno de los nombres de los que allí estaban presentes, y entre ellos el del travieso J.L. Los chicos cada día se intercambiaban personalidades, y en cada sesión, adoptaban el nombre de uno de los que allí se disponían a formarse religiosamente. El catequista, tardó dos meses en aprenderse los verdaderos nombres de todos los que estaban en clase, y a él, siempre le llamaban Fernando.

Un día les dio por gritar “ Pederasta”!!!!!, y despertaron a los curas que en el colegio dormían la siesta, porque el fuerte grito de los chicos, iba acompañado de porrazos, y saltos sobre las mesas. En una ocasión hicieron venir al director y éste preguntó por el motivo de tal juerga. El grupo contestó que era el cumpleaños de Fernando (Nacho), y el director creyó tal argumento y se dispuso a darle un abrazo y beso.

El siempre se quedaba atónito, anonadado y cayado, totalmente ensimismado, lo que hacía que el alboroto aumentase sin límites en si mismos incontrolables.

En la mente de J.L siempre quedará grabada la “Colleja” que le arrojó M.C. (el mismo de la historia de la punta), el cual, estaba escondido en un armario y salió de él para impulsarle el golpetazo. La victima se puso rojo de la ira, y el resto mientras tanto, saltaban como “Heidi” a su alrededor.

Ese catequista acabo el año siguiente de profesor sustituto de religión en su clase.
Solo decir que acabo exiliado en Madrid, porque no pudo con la presión de verle el careto a don J.L todos los días.

Lo ultimo que nuestro personaje supo de Nacho-Fernando, es que se cruzó con una pandilla de “skin heart”, y que tuvo que salir corriendo por las calles madrileñas para que no le cogieran. Desconoce si en la actualidad esta vivo o muerto.

Guardemos un minuto de silencio por su vida. Amén

3 comentarios:

  1. Jose tio estoy dando un vistazo a tus historias y esta, me ha recordado grandes momentos.... me he reido muchisimo con esta historia porque yo estuve alli y es grandisima. Enhorabuena por el Blog, que siempre que puedo lo sigo.

    ResponderEliminar
  2. These are really enormous ideas in regarding blogging. You have touched some pleasant factors here.

    Any way keep up wrinting.

    My blog Zahngold Wert

    ResponderEliminar